18 de diciembre de 2006

Argentina.- Elegido el rector de la universidad más grande del país en medio de enfrentamientos entre policía y alumnos

BUENOS AIRES, 18 Dic. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Mientras en las inmediaciones del edificio del Congreso Nacional argentino grupos de estudiantes se enfrentaban con la policía, los representantes de la asamblea universitaria eligieron hoy como rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA) a Rubén Hallú, hasta ahora decano de la Facultad de Veterinaria.

Con la elección de Hallú se puso fin a la crisis de ocho meses que puso en vilo a la UBA después de que estudiantes de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) impidieran en cinco ocasiones la elección de la máxima autoridad de la universidad.

Fundada en 1821 y con unos 300.000 alumnos en la actualidad, la UBA es la principal universidad estatal de Argentina y es considerada un centro de referencia en América Latina por la formación que se brinda al alumnado.

Controlada por grupos de izquierda, la FUBA impidió sucesivamente que se reuniera la asamblea universitaria, la máxima autoridad del centro de estudios, para elegir a sus autoridades, lo que derivó en una especie de anarquía.

Por ello, los directivos de la UBA decidieron la semana pasada que la asamblea universitaria se celebraría en el Congreso Nacional con el fin de que no pudiera ser ocupado por estudiantes para impedir la reunión, como había ocurrido en las frustradas sesiones anteriores.

Esta mañana, el edificio del Congreso apareció vallado y con una vigilancia de 150 efectivos de la Policía Federal. Sin embargo, este dispositivo no impidió que se congregaran unos 500 estudiantes que terminaron enfrentándose con la policía.

Mientras los estudiantes tiraban piedras a los agentes, efectivos del Cuerpo de Bomberos intentaban dispersarles con mangueras que lanzaban chorros de agua a presión. Otros estudiantes se enfrentaban en combates cuerpo a cuerpo con miembros de la Guardia de Infantería.

Hasta ahora, los incidentes más violentos se habían producido el pasado 2 de mayo, también durante una frustrada asamblea en la Facultad de Medicina, cuando estudiantes se enfrentaron a golpes con empleados de la universidad que respaldaban a las autoridades.