18 de enero de 2006

Argentina/España.- La compañía teatral argentina 'Los Modernos' llega al Auditorium tras cosechar éxitos en Barcelona

PALMA DE MALLORCA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

La sala Mozart del Auditórium de Palma acogerá hasta el 29 de Enero la comedia teatral 'Breve Desconcierto Breve' de la compañía argentina Los Modernos, tras su éxito en Barcelona y con un historial de más de 1000 funciones.

Al acto de presentación asistieron los actores de la compañía, Pedro Paiva y Alejandro Orlando, que subrayaron que se trata de un espectáculo de texto, de carácter cómico donde no hay escenografía ni música incidental, con un ritmo trepidante y con una duración de una hora y media.

El formato está pensado para un café concierto pero es perfectamente compatible con las dimensiones de un teatro. Su guión es un texto cerrado que aborda temas habituales y universales con un toque de humor reflexivo, con mucha ironía e inquietud rebelde.

'Breve desconcierto breve' es un misterio para ser desvelado viéndolo y sorprende al espectador por el uso de códigos novedosos que crean desconcierto, remarcó Pedro Paiva autor del texto. Por eso, la obra tarda en instalarse en el espectador.

El espectáculo se fraguó en Córdoba, Argentina, en 2002. Empezó siendo una obra representada en cafés, bares, pubs y restaurantes hasta que llenó un teatro en Córdoba con 30.000 espectadores. De ahí pasó por Buenos Aires y llegó a Barcelona donde se ha mantenido en cartelera durante dos años y medio.

Viene avalada con dos premios: el Premio Días de Radio al mejor espectáculo Teatral en Argentina y el Premio al Espectáculo Revelación en el X Festival de Humor de Madrid, ambos en 2004. La programación de este espectáculo ha sido posible gracias a la Fundación Teatro Principal y a la promotora Produccions Rubio y ha contado con el apoyo del Consell de Mallorca que ha sufragado los costes que supone la insularidad.

El presidente de la Fundación Teatro Principal, Gabriel Coll, aseguró que seguirán la línea actual, programando espectáculos de compañías foráneas y que utilizarán las subvenciones institucionales amortizando pagos y costes, por el handicap que representa tener cerrado el Teatro Principal.