5 de abril de 2014

Fernández amadrina a la hija de una pareja homosexual

Fernández amadrina a la hija de una pareja homosexual
STRINGER CHILE / REUTERS

BUENOS AIRES, 5 Abr. (Notimérica/EP) -

   La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha aceptado amadrinar a la hija de una pareja formada por dos mujeres. Se trata del primer caso al margen de la norma jurídica que permite a los jefes de Estados apadrinar al séptimo hijo de cada pareja.

   Se trata de Umma, que nació el pasado 27 de enero, fruto de una fecundación in vitro practicada a la ex policía Carina Villaroel, casada con Soledad Ortiz, gracias a la Ley de Matrimonio Igualitario promulgada por el Gobierno de Fernández de Kirchner.

   "Por eso le pedimos a la presidenta que fuera la madrina de Umma, porque es una manera de decirle gracias a ella y al ex presidente Néstor Kirchner por esa ley que nos dio derechos", ha dicho Villaroel a la agencia de noticias Télam.

   En la misma línea, el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti, ha aplaudido la decisión de la presidenta "porque estos actos son los que ayudan en la lucha para enfrentar la discriminación por orientación sexual".

   "Es también un nuevo motivo para recordar el premio dado el año pasado a Fernández de Kirchner por la International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association (ILGA) por los logros y el trabajo en pos del derecho a la igualdad", ha añadido.

   Villaroel también ha celebrado que la Iglesia Católica haya aceptado bautizar a Umma. "Aunque mi esposa y yo no somos practicantes, consideramos que nuestra hija merece ser bautizada", ha explicado.

   La mujer ha revelado que para conseguirlo tuvieron que pedir una audiencia con el arzobispo de Córdoba, Carlos Ñáñez, que "ya había dicho que la decisión de los padres (de conformar un matrimonio igualitario) no tiene nada que ver con los niños".

   Umma ha sido bautizada a las 10.30 (hora local) de este sábado en la Catedral de Córdoba por el párroco Carlos Varas. La madrina, Fernández de Kirchner, ha estado representada por un edecán naval, mientras que el padrino, un amigo de la pareja, ha estado presente.

SÉPTIMO HIJO

   El de Umma es el primer caso de madrinazgo presidencial al margen del decreto que, por una tradición del país sudamericano, autoriza el apadrinamiento por parte del jefe de Estado del séptimo hijo de las parejas argentinas.

   El 2009, Fernández de Kirchner decidió cambiar este decreto para ampliarlo a las séptimas hijas, ya que hasta entonces la norma jurídica solo era aplicable a los varones.

   Como consecuencia de dicho decreto, desde 2007, cuando llegó a la Casa Rosada, Fernández de Kirchner ha amadrinado a 400 niños y niñas. Se prevé que para final de año la cifra ascienda a 591.