1 de noviembre de 2007

Argentina.- Un fiscal propone que los crímenes de la guerrilla en los 70 sean de lesa humanidad para que no preescriban

BUENOS AIRES, 1 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Un fiscal federal argentino propuso hoy que los crímenes cometidos por las organizaciones guerrilleras en los años setenta también sean considerados delitos de "lesa humanidad" para que no prescriban y puedan ser investigados y castigados.

Claudio Palacín, fiscal de la ciudad de Rosario, señaló que el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), una organización de extrema izquierda, cometió delitos de lesa humanidad, por lo que son "imprescriptibles", según informa el diario local 'La Nación'.

Palacín realizó ese planteamiento al considerar que el secuestro, tortura y muerte del coronel Argentino del Valle Larrabure, ocurridos en 1974, deben ser considerados como crímenes de lesa humanidad.

Hasta ahora, la Justicia argentina había sostenido que eran imprescriptibles los crímenes cometidos por policías y militares durante la dictadura militar (1976-1983) al considerar que se habían usado los medios del Estado para realizar detenciones ilegales y torturas a detenidos políticos.

El general Larrabure fue secuestrado por integrantes del ERP durante el asalto a la Fábrica Militar de Villa María, en la ciudad de Córdoba, y cuando apareció su cuerpo, el 23 de agosto de 1975 (372 días después), presentaba signos de tortura y pesaba 47 kilos menos.

Por su parte, el juez federal de Rosario, Germán Sutter Schneider, remarcó el derecho a conocer la verdad histórica en el caso, al aceptar una petición presentada por uno de los hijos del militar asesinado por el ERP.

"Ante el particular modo aberrante de comisión utilizado en el crimen (más de un año cautivo con pérdida de gran cantidad de peso antes de su muerte), en el marco histórico del accionar de bandas terroristas (concretamente en el caso de la organización llamada ERP) en que ocurrió, son razones suficientes como para reconocerle a Larrabure (hijo) una instancia judicial en la que pueda averiguar en su mayor dimensión posible la verdad de lo acontecido en el crimen de su padre", dijo el juez en una resolución.

Sin embargo, el abogado Rodolfo Yanzón, defensor del fallecido jefe del ERP Enrique Gorriarán Merlo, explicó que "es imposible que siga en su cargo" el fiscal Claudio Palacín, y reclamó que al menos "se le inicie un sumario porque lo que está haciendo excede el marco de sus funciones".