4 de diciembre de 2013

La huelga policial en Córdoba se cobra su primera víctima mortal

La huelga policial en Córdoba se cobra su primera víctima mortal
REUTERS

BUENOS AIRES, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La huelga de la Policía de Córdoba se ha cobrado su primera víctima mortal, un joven de 20 años que ha muerto este miércoles tras resultar herido de un balazo durante los actos violentos y los saqueos registrados en las últimas horas tras el autoacuartelamiento de un sector de la Policía.

   Así lo informaron a Télam fuentes policiales, quienes indicaron que la víctima fue trasladada esta madrugada al Hospital San Roque de la capital provincial, tras haber recibido un disparo en el tórax en circunstancias que por el momento no han sido esclarecidas.

   Al parecer, la víctima era ajena a los incidentes y recibió el balazo cuando transitaba en motocicleta junto a otra persona por un sector de la ciudad que no ha sido determinado.

   El joven, que viviría en el barrio Ciudad Evita, un sector de viviendas sociales del este de la capital cordobesa, fue trasladado al Hospital San Roque en una ambulancia junto a otro chico que le acompañaba, y que dejó el lugar rápidamente y sin dejar sus datos, dijeron fuentes médicas.

   Se trata de la primera víctima mortal que se registra por los  enfrentamientos derivados de los saqueos ocurridos en las últimas horas en distintos barrios de Cordoba, ante la falta de policías en las calles por el acuartelamiento de los uniformados.

MÁS DE 60 HERIDOS Y 52 DETENIDOS

   Además de esta muerte, los altercados y saqueos en supermercados y otros establecimientos comerciales registrados en las últimas horas en la ciudad argentina de Córdoba, coincidiendo con la huelga de la Policía, han dejado un saldo hasta el momento de más de 60 personas heridas y 52 detenidas, según ha informado el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

   A través de su cuenta de Twitter, el mandatario cordobés ha vuelto a pedir al Gobierno nacional el "urgente envío" de personal de Gendarmería a la provincia mediterránea.

   A este respecto, el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, ha asegurado que no ha recibido "ningún llamado" del gobernador de Córdoba, con lo cual negó que Sota haya pedido ayuda para la provincia.

   Por otra parte, aseguró que el Gobierno nacional hará un "monitoreo exhaustivo de la situación en Córdoba", para establecer mecanismos de cooperación y solución a la crisis que derivó en saqueos, pero dejó claro que la responsabilidad es de la provincia.
  
SIN CLASES

   A raíz de la situación de inseguridad que se vive en la capital provincial por el autoacuartelamiento policial que ya cumple 24 horas, en esta jornada tampoco habrá clases en las escuelas públicas y privadas, según ratificó el titular de la Unión Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), Juan Monserrat.

   Por su parte, tanto el titular de la Asociación Bancaria local, Raúl Ferro, como la dirigente del gremio de los judiciales cordobeses, Irina Santesteban, aconsejaron a sus afiliados no concurrir a los lugares de trabajo, informa Telam.

   El gobernador José Manuel de la Sota descartó esta madrugada la posibilidad de otorgar un aumento salarial a la policía provincial, tal y como reclaman los efectivos que permanecen acuartelados, y convocó a empresarios, trabajadores e intendentes del interior provincial, para participar hoy en una reunión.

   "No hay ninguna posibilidad de aumento salarial para los policías", señaló de la Sota, al tiempo que precisó que "la fuerza policial ha recibido todas las garantías para no dejar de cumplir con su función y no lo está respetando".

   "Hay algunos que son policías y otros que trabajan de policías. Los primeros no dejan de cumplir su obligación cuando hay un reclamo salarial. Un grupo de policías no puede poner en riesgo la tranquilidad de los cordobeses", dijo, al tiempo que pidió que los uniformados "vuelvan ya a desempeñar su función".

   De la Sota no descartó la instrucción de sumarios y posibles sanciones para aquellos efectivos que no acaten las disposiciones judiciales, y añadió: "yo espero que no lleguemos a eso y que las personas que hoy están reclamado, retomen sus tareas", dijo.

   Respecto a los saqueos y robos que ocurrían esta madrugada en diferentes puntos de Córdoba, De la Sota sostuvo que se trata de "bandas de delincuentes" y anunció que a partir de la mañana de hoy iniciará reuniones para solucionar el conflicto.

   "Aquí no hay un problema de explosión social por una situación incontenible sino que son bandas de delincuentes", expresó.