12 de noviembre de 2007

Argentina.- Más de diez personas resultan heridas en serios incidentes durante una manifestación de conductores

BUENOS AIRES, 12 Nov. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Una manifestación de conductores de taxis, camiones y autobuses terminó este mediodía en Buenos Aires en un violento enfrentamiento con la Policía en el que resultaron heridas una decena de personas, entre manifestantes y efectivos policiales.

Los chóferes provocaron un caos en el tráfico al dejar estacionados cientos de taxis en las principales avenidas del centro de la ciudad para protestar contra el proyecto de otorgar las licencias de conducir con un sistema de puntos.

Luego se trasladaron hasta la sede de la Legislatura de la ciudad, donde se iba a debatir el proyecto de carnet de conducir que utiliza un "registro por puntos", similar al que actualmente rige en España.

Cuando los manifestantes llegaron hasta la sede de la Legislatura y se enteraron que el proyecto tenía un despacho favorable para ser tratado en el recinto, quisieron entrar por la fuerza en el edificio. Así se produjeron los violentos enfrentamientos.

Según fuentes oficiales, once efectivos de la Policía Federal padecieron lesiones de diverso tipo y dos de ellos fueron ingresados en el Hospital Churruca, mientras que los manifestantes tuvieron cuatro heridos, al menos, según los gremios.

Tras los incidentes, el Ministerio del Interior decidió sumariar a un policía que golpeó a un manifestante que se encontraba inconsciente sobre la calzada frente a la Legislatura.

El portavoz del gremio que agrupa a los conductores de colectivos, Mario Caligari, dijo que el proyecto del registro por puntos es discriminatorio ya que a su juicio "atenta contra la fuente de empleo de colectiveros, camioneros y taxistas", que son los que "más transitan por la ciudad".

Tras los incidentes, los conductores colectivos, taxis, trenes, camiones y empleados portuarios anunciaron un paro de 24 horas desde la medianoche de hoy en rechazo a la represión policial durante la marcha a la Legislatura.