5 de noviembre de 2007

Argentina.- Al menos 31 presos mueren en un incendio provocado en una cárcel del norte de Argentina

BUENOS AIRES, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos 31 presos de una cárcel de la ciudad argentina de Santiago del Estero, en el norte del país, murieron anoche asfixiados o calcinados en un incendio provocado por algunos de ellos para facilitar una fuga que fue frustrada por las autoridades de la prisión.

El motín estalló alrededor de las 18.30 horas (22.30 en España) de ayer, domingo, en un pabellón del Penal de Hombres, el mayor de la provincia, que alberga a 467 reclusos, la mayoría procesados sin condena, según informaron autoridades gubernamentales y judiciales citadas por el diario 'Clarín'.

"Se trató de un motín con intento de fuga que se originó en el pabellón 2, donde había 42 internos procesados", afirmó el director de la cárcel, Rodolfo Camaño, quien aseguró que ningún reo consiguió fugarse.

El suceso se inició poco después del horario de visitas, cuando algunos presos del pabellón 2 comenzaron a quemar colchones y muebles contra las rejas de acceso, iniciando así un incidente que terminó siendo mortal para la mayoría.

Además, el citado rotativo asegura que los esfuerzos de los bomberos que acudieron a la prisión se vieron dificultados por el mal funcionamiento de la autobomba del agua.

El motín se extendió a otros dos pabellones, en particular al 3, donde las llamas continuaban fuera de control después de la pasada medianoche, aunque en este caso la quema de sábanas y otros elementos no adquirió tal magnitud.

REFUERZO CON 200 AGENTES

Bajo las órdenes del juez Ramón Tarchini Saavedra, unos 200 efectivos del Cuerpo de Infantería y de la Policía Montada de la provincia fueron desplegados en torno al penal para reforzar el Servicio Penitenciario Federal que está a cargo de las instalaciones.

Tarquini Saavedra no descartó esta mañana que pudieran desencadenarse nuevas protestas en el penal. El juez a cargo de la causa dijo que si bien la cárcel "está en tranquilidad, no se descarta que pueda haber un posible reclamo".

Según informes forenses preliminares, todos los decesos fueron provocados por asfixia o quemaduras graves. Muchos de los muertos fueron encontrados en el baño del pabellón con pañuelos o trapos mojados improvisados como máscaras contra los gases tóxicos de la combustión.

El hospital regional Ramón Carrillo atendió además a 11 reclusos y cuatro carceleros con principio de asfixia o quemaduras, así como a una media docena de familiares de las víctimas con crisis nerviosas, mientras unos 200 familiares de los presos se congregaban en las inmediaciones del penal para solicitar información sobre la suerte de sus parientes detenidos.