4 de marzo de 2007

Argentina.- Miles de evacuados en el centro y el norte del país por las intensas lluvias de los últimos días

BUENOS AIRES, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas han tenido que ser evacuadas en las últimas horas en varias provincias del centro y el norte de Argentina como consecuencia de las crecidas de los principales ríos de la zona por las intensas lluvias registradas en los últimos días, según informan las autoridades.

En las provincias de Santa Fe y Santiago del Estero centenares de personas tuvieron que abandonar sus hogares por las crecidas de los ríos Paraná y Salado, mientras en algunas zonas de Chaco se mantiene la alerta ante un probable desborde, y en Corrientes el buen tiempo ayuda a que miles de personas vayan regresando a sus hogares.

En el caso concreto de Santa Fe, un total de 188 personas siguen evacuadas en la ciudad de Santa Fe por la crecida del río Paraná mientras que en la norteña localidad de Reconquista eran alrededor de 70 los evacuados, según informaron las autoridades. La situación ya controlada y las evacuaciones se realizaron sólo por prevención.

Entre tanto, en Santiago del Estero, decenas de personas se autoevacuaron y otras quedaron aisladas en las últimas horas en el sudeste de la provincia a causa del desborde del río Salado, a la altura del departamento Avellaneda. Las localidades de Las Cañas y Navicha son las más afectadas.

En Chaco, también el río Paraná y su afluente local, el riacho Barranqueras, alcanzaron en las últimas horas el nivel de evacuación en las costas pero volvieron a descender un centímetro por debajo de ese límite crítico, por lo que la Prefectura Naval se encuentra en estado de alerta, según informa el diario local 'Clarín'.

La situación más crítica se registra en las costas de Puerto Barranquera y Puerto Vilelas, dos municipios que forman parte del Gran Resistencia en los que deberían producirse evacuaciones programadas en caso de que el río supere los 6,49 metros que mantiene actualmente.

Diferente es la situación en Corrientes, ya que los mil evacuados que se encontraban alojados en las escuelas habilitadas como albergues volverán a sus hogares en las próximas horas gracias al descenso de las aguas en los 60 barrios de la capital que resultaron anegados por la intensa lluvia, informaron las autoridades.

El director de Defensa Civil local, Bruno Lovinson, destacó que "es muy positivo que haya dejado de llover hace más de 48 horas" ya que permitió un drenaje más rápido. En las últimas, el 50 por ciento de las personas que debió dejar sus hogares el viernes por la tarde, volvió ayer a sus casas.