16 de enero de 2006

Argentina.- Piden investigar la desaparición de 14.000 planos de bancos bonaerense tras el robo de una sucursal de Río

El túnel por el que entraron los ladrones fue construido por Aguas Argentinas en 2001 para verificar filtraciones en la zona

BUENOS AIRES, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Interforal Vicente López, agrupación que reúne foros vecinales de la zona norte del conurbano de Buenos Aires, ha pedido la apertura de una investigación por la desaparición de 14.000 planos de bancos de la provincia, días después de que se conociera el espectacular robo a una sucursal del banco Río en San Isidro.

Según los foros vecinales, en el año 2003 se denunció ante la Justicia la desaparición de archivos de la Dirección de Seguridad Bancaria (DSB), entre los que se encontrarían los planos, pero no tuvieron respuesta, según informó Carlos Mari, de Interforal Vicente López, que alertó sobre la vulnerabilidad de unas 14.000 entidades.

Para Mari, la desapación de los 14.000 planos archivados en la DSB del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, tiene vinculación con el asalto al Banco Río. El ministro de Seguridad, León Arslanian, había admitido que los ladrones pudieron haber contado con una copia de los planos para poder concretar su plan.

En 2003, la denuncia sobre la desaparición de los planos fue derivada a la División de Delitos Complejos de La Plata, la capital provincial, a cargo de Virginia Bravo y se realizó un pedido de informes al Ministerio de Seguridad, aunque no obtuvieron una respuesta hasta el momento.

"El día del robo una dirigente del Foro vecinal de San Isidro intentó alertar a la policía sobre la existencia del túnel y no fue escuchada", explicó el dirigente vecinal, en referencia al tunel por donde entraron los ladrones para robar la sucursal, según informa la prensa local, de la que se hace eco Europa Press.

TUNES DE AGUAS ARGENTIAS

De hecho, el tunel no fue construido por los ladrones sino por la empresa Aguas Argentinas en 2001 para verificar posibles filtraciones en los edificios de la zona, según informaron fuentes cercanas a la causa, que precisaron que tiene 15 metros de profundidad y está conectado al desagüe pluvial por dos cámaras y una escalera.

Con esta revelación, que fue hecha por la propia empresa al fiscal de San Isidro, Jorge Apolo, tras conocer la noticia del robo, la hipótesis de que el asalto al banco fue planeado y ejecutado por una banda con avanzados conocimientos de ingeniería ha comenzado a derrumbarse.

Asimismo, la empresa también aseguró que fueron operarios de Aguas Argentinas quienes colocaron el chapón abulonado que cerraba el acceso al túnel, y que en principio se pensó que había sido ideado por los ladrones para evitar que se inundara el lugar, añaden las citadas fuentes.

Los cuatro ladrones huyeron por ese túnel con unos 600.000 pesos (unos 160.000 euros) que fueron robados del tesoro además de una suma seguramente millonaria saqueada de las 145 cajas de seguridad, en las que se presume que había joyas, dinero y otros bienes por casi 60 millones de euros.

Los investigadores buscan establecer cómo llegó la información a la banda que tuvo a 23 personas como rehenes durante siete horas en el Banco Río en un golpe perfectamente planificado. Una hipótesis es que alguien con acceso a los archivos de Aguas Argentinas vendió a los ladrones el plano. Otra es que esa persona integró la banda.

Sin embargo, el gerente de comunicaciones del Banco Río, Juan Pablo Franco, aseguró que la empresa no desconfía del personal porque la entidad cuenta con una dotación "formidable", quien explicó que ya se han puesto en contacto con 121 clientes afectados por el robo, a la espera de hablar con los propietarios de las 24 cajas saqueadas.