17 de julio de 2007

Argentina.- RsF denuncia un caso de acoso policial y judicial contra una periodista que reveló una red de prostitución

PARIS, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización de defensa de la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras (RsF)denunció hoy el acoso policial y judicial que viene sufriendo desde el pasado 11 de julio la periodista independiente Claudia Acuña, fundadora de la agencia de prensa digital La Vaca, y de su diario filial MU.

Recientemente la periodista reveló, en la prensa y en un libro, la existencia de una red de prostitución en Buenos Aires que funciona, a la vez, bajo el control y la amenaza de algunas autoridades. Por ello, ya le han puesto una multa de 3.000 pesos (unos 700 euros), recordó RsF.

"Resulta muy curioso que cuando se da a conocer un caso así se ataque a la periodista en lugar de avanzar en la investigación sobre el objeto de sus revelaciones. ¿Acaso Claudia Acuña ha planteado una cuestión tan molesta?. Aparentemente sí, vista la escandalosa manera en que la están tratando la policía y la justicia", denunció RsF.

De hecho, la organización con sede en París subrayó que las autoridades todavía están a tiempo de reparar la injusticia, por una parte cesando en sus procedimientos de acoso a la periodista y, por otra, efectuando una instrucción de los graves hechos que relató Acuña.

Desde el 11 de julio Acuña ha venido constatando que funcionarios de policía procedían a controlar sistemáticamente la identidad de todas las personas que acuden a su domicilio de Buenos Aires. Preguntados acerca de esas medidas, los policías aseguraron que actuaban por orden de la Fiscalía contravencional número 3.

Según ella, la vigilancia estaría relacionada con sus recientes investigaciones sobre la prostitución en Buenos Aires, y especialmente con su libro 'Ninguna mujer nace para puta', en el que denuncia la explotación sexual de las mujeres y el acoso que sufren, por parte de la justicia, la policía y algunos políticos.

Claudia Acuña tendría que comparecer próximamente ante la justicia por esas revelaciones. Las actuaciones militantes que ha llevado a cabo con prostitutas, intelectuales y artistas, ya le han costado una multa de 3.000 pesos (unos 700 euros), según informa RsF en un comunicado.