2 de marzo de 2006

Argentina/Uruguay.- Argentina cuestiona la "intransigencia" uruguaya en el tema de las papeleras

Botinia, una de las empresas que construirá una de las plantas, se muestra abierta a "dialogar" para encontrar una salida al conflicto

BUENOS AIRES, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno argentino cuestionó hoy la "intransigencia" de las autoridades uruguayas en el tema las plantas de celulosa, después de que el presidente del país vecino, Tabaré Vázquez, rechazó ayer una propuesta expresa de su homólogo argentino, Néstor Kirchner, de paralizar por 90 días la construcción de las dos fábricas.

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, afirmó hoy que no se termina de enteneder la "intransigencia" de algunos funcionarios uruguayos al rechazan la propuesta del Gobierno argentino de suspender por 90 días la construcción de dos papeleras en Fray Bentos (Uruguay) para relizar una estudio serio sobre el impacto ambiental.

Así, Fernández destacó el ámbito elegido por Kirchner para hacer la petición al presidente Vázquez. "Nada mejor que la asamblea legislativa, donde está asegurada la representación del pueblo, para hacer el pedido", resaltó el ministro, y lamentó nuevamente el rechazo, según informa la prensa de Buenos Aires.

Mientras tanto, desde la empresa finlandesa Botnia, que está a cargo de la construcción de una de las plantas sobre la costa oriental por un total de 1.100 millones de dólares, aseguraron que están abiertos a "dialogar" para encontrar una salida al conflicto.

"Botnia está dispuesta a dialogar, a abrir sus puertas para que se conozcan todos los detalles del proyecto, y tomamos con optimismo esta iniciativa del presidente Kirchner de llamar al diálogo de amigos", expresó Carlos Faroppa a la agencia Télam.

Asimismo, recordó que el Gobierno del Uruguay "legalmente no podría por propia cuenta" suspender la construcción de las plantas. "Hay que tener en cuenta que el emprendimiento involucra no sólo al gobierno de Uruguay, también a organismos multilaterales, sindicatos, las empresas, etcétera", subrayó.

En este punto, Faroppa también se esmeró en explicar que el emprendimiento papelero "recién está en la fase de construcción" y dijo que "falta aproximadamente un año y medio para se ingrese en la etapa que se cuestiona desde Argentina". "Hay suficiente tiempo para dialogar, tenemos la mejor de las predisposiciones", insistió.

El portavoz de Botnia indicó que la papelera de Botnia representa una inversión del orden de los 1.100 millones de dólares en la fase industrial -la de mayor volumen-, lo cual supone la inversión externa más importante que registra Finlandia en el campo privado.

"En total estamos hablando de unos 1.500 millones de dólares en todo concepto. Se trata de una inversión muy importante, que naturalmente cuenta con todas las normas de seguridad internacional que ponemos a disposición de quien quiera comprobarlas", se explayó.