1 de mayo de 2016

El ataque del ELN contra un oleoducto amenaza a un río colombiano

El ataque del ELN contra un oleoducto amenaza a un río colombiano
TWITTER: ECOPETROL

BOGOTÁ, 1 May. (Notimérica) -

El ataque de la organización guerrillera Ejército de Liberación Nacional (ELN) este jueves contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas ha provocado la paralización del bombeo de petróleo durante la jornada del viernes y el sábado y podría causar además estragos en el río Bojabá, situado en el este del país.

El oleoducto, de cerca de 780 kilómetros de longitud, es el más importante de Colombia y tiene capacidad para transportar a diario cerca de 210.000 barriles de crudo. Por este motivo, el Caño Limón-Coveñas es objetivo frecuente de ataques por parte del ELN.

En este caso, los guerrilleros utilizaron explosivos para dinamitar parte de la estructura petrolera, provocando un derrame de crudo en el Bojabá, que es a su vez afluente del río Arauca (en el municipio de Saravena).

Además de la amenaza que esta mancha supone para el medioambiente, también existe un importante peligro de que el crudo llegue hasta el acueducto que provee de agua al municipio de Arauquita, cerca de la frontera con Venezuela.

La empresa encargada de la gestión del oleoducto, Ecopetrol, que ha desplegado equipos humanos y técnicos para frenar el posible desastre ambiental, ha explicado a través de un comunicado que ha instalado barreras mecánicas flotantes a 1,5 kilómetros del lugar en el que se produjo el atentado.

La cabeza de la mancha se encontraría en la actualidad a menos de cuatro kilómetros de las barreras de protección del acueducto que abastece a Arauquita.

Ecopetrol ha rechazado el incidente y ha destacado que "las acciones terroristas ponen en riesgo la integridad de las personas, impiden el bienestar de las comunidades y el normal desarrollo de las actividades petroleras".

Por su parte, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha señalado que "es inconcebible que este grupo en lugar de dar muestras concretas de paz, insista en el secuestro y en atentar contra la infraestructura de los colombianos, como hizo con otra voladura al oleoducto causando inmensos daños al medio ambiente, por el que tanto dicen preocuparse".

Para leer más