5 de noviembre de 2007

Avance.- Liberado el empresario gallego secuestrado en México tras 14 días de cautiverio

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El empresario gallego raptado en México el pasado 22 de octubre, Edelmiro Manuel Pérez Merelles, ha sido liberado tras 14 días de secuestro, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Embajada de España en el país azteca.

No obstante, por el momento se desconocen los términos que permitieron la libertad de Pérez Merelles, de 46 años y natural de la localidad orensana de Avión, puesto que, según precisó la familia, los captores pedían una cantidad "inasumible".

El empresario se encuentra ya en el domicilio familiar en México, según confirmó a Europa Press el alcalde de Avión, Antonio Montero, quien precisó que, aunque está "cansado", está en buen estado de salud.

La liberación tuvo lugar durante la pasada madrugada, si bien el Consulado de España en la capital federal no lo confirmó hasta hace una hora escasa, a primera hora de la mañana en el país iberoamericano.

El propio entorno familiar de Pérez Merelles, que se encargó directamente de las negociaciones conducentes a su liberación, quiso afrontar la "máxima reserva" el rapto de Edelmiro Manuel Pérez Merelles, afincado desde su infancia en el país azteca.

SECUESTRO.

El secuestro se produjo el pasado 22 de octubre cuando circulaba en su vehículo por la capital por una banda, al parecer, "muy violenta". De hecho, el rapto se saldó con el asesinato de su chófer y guardaespaldas, cuyo cadáver fue introducido en el maletero del turismo, que posteriormente fue abandonado.

Además, ha trascendido que los autores han remitido al domicilio del empresario varios dedos como prueba de vida del empresario. Este secuestro eleva a más de 20 los sufridos durante la última década por empresarios orensanos radicados en México y Venezuela.

El último tuvo lugar el pasado mes de mayo en Caracas con el de Alberto Cid Souto, que tuvo un desenlace feliz tras un mes retenido. El año más trágico fue 2002, en el que hasta tres empresarios gallegos fueron asesinados: Antonio Domínguez, Jesús Vázquez Raña y Jaime Méndez.