24 de febrero de 2016

El bienestar emocional de los trabajadores, el nuevo reto para la prevención de riesgos laborales

El bienestar emocional de los trabajadores, el nuevo reto para la prevención de riesgos laborales
NOTIMÉRICA

MADRID, 24 Feb. (Notimérica) -

La salud mental y el bienestar emocional de los trabajadores constituyen el nuevo reto para las empresas, ya que aunque desde los años 80 se han reducido notablemente los accidentes, por otro lado se han incrementado los problemas de salud derivados del estrés.

Ante este nuevo reto, el Salón Internacional de la Seguridad (SICUR), el gran referente internacional en España de seguridad integrada que celebra una nueva edición entre los días 23 y 23 de febrero, ha acogido la 'Jornada Bienestar Emocional y Salud en la empresa' en e Foro Sicur, una iniciativa planteada en el aniversario de los 20 años de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La directora del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, María Dolores Limón, el director de Promoción de Salud de Fundación MAPFRE, Madrid, Antonio Guzmán y la neuropisquiatra y presidenta del Instituto Español de Resiliencia, Rafaela Santos Rivas han participado este miércoles en estas jornadas para apostar por el bienestar del trabajador no sólo en el trabajo sino en todas las facetas de su vida.

"Todos sabemos que si queremos seguir trabajando en la salud y en el bienestar de los trabajadores tenemos que evolucionar desde los entornos de trabajo seguros a los entornos de trabajo saludables", ha comenzado explicando Guzmán.

El director de Promoción de Salud en Mapfre se ha referido a que "el envejecimiento de la población es un reto", y que hay que cuidar al trabajador hasta edades muy avanzadas. "Cada vez hay "más bajas laborales por enfermedades mentales derivadas del estrés y de la ansiedad y es necesario evolucionar a otros conceptos".

En este sentido, Guzmán ha indicado que desde Mapfre tiene varios programas para promover la salud mental desde la infancia, así como para prever los accidentes de las personas mayores en el hogar. "Son muchas las entidades que nos piden apoyo para celebrar jornadas de la salud en su empresa", ha indicado el director, al tiempo que ha indicado que estas actividades "llegaron al año a más de cinco millones de personas".

Por su parte, la directora del Instituto Nacional de Seguridad y Trabajo ha puesto hincapié en la necesidad de adaptarse a un panorama que ha cambiado, ya que actualmente los trabajadores padecen menos accidentes, pero se enfrentan a cáncer, diabetes, enfermedades respiratorias; problemas a menudo relacionados con el consumo de alcohol, trabajo, la falta de deporte y la mala alimentación, que a su vez tienen un origen común: el estrés.

Limón ha incidido en la necesidad de que España alcance a muchos países de la Unión Europea, donde las empresas tienen planes de acción para enfrentar estos problemas. "Tenemos que hacer un gran esfuerzo para que las empresas abarquen estos riesgos", ha indicado.

Asimismo, Limón ha informado de que el instituto está trabajando en un portal con contenidos de salud para las empresas que verá la luz en junio, convencidos de que "el autocuidado es el camino".

LA RESILIENCIA, UNA SOLUCIÓN

El 80 por ciento de los trabajadores consideran que tienen estrés y el 15% de la población -aunque podría ser más-- sufre depresión, según apunta Rafaela Santos, que está convencida de que el estrés es un mecanismo positivo que puede convertirse en negativo cuando se alarga en el tiempo y no se usa de manera correcta.

Según la experta, el mundo gasta 745 billones al año para reparar los problemas causados por el estrés, mientras que Europa gasta 120 billones de euros al año. "Un dólar intervenido en prevención es igual que a 100 en tratamiento y a 1.000 en rehabilitación", ha subrayado.

En este sentido, la neuropsiquiatra llama a usar el mecanismo de la resiliencia para un mundo Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo (VUCA, por sus siglas en inglés) ya que la rapidez con la que vivimos hoy en día, provocada en gran medida por Internet, tiene efectos nocivos para nuestro cerebro

La resiliencia es una respuesta cerebral adaptada y su desarrollo indica un ajuste psicológico sano frente a la adversidad, un mecanismo para que niños y adultos puedan afrontar una situación adversa, aguantarla y salir fortalecidos. "Hay que retomar el control, pero sin pastillas. Es mucho mejor trabajar en la resiliencia, en tratar que las empresas concilien los horarios...", ha señalado Santos.