19 de octubre de 2007

Bolivia.- Unos 2.000 bares y burdeles cerraran después de tres días de protestas callejeras en una localidad boliviana

LA PAZ, 19 Oct. (EP/AP) -

El alcalde de la ciudad boliviana de El Alto, Fanor Nava, anunció hoy la clausura de 2.000 bares y burdeles de la localidad después de que los airados vecinos destruyeran e incendiaran 46 de esos locales durante tres días de protestas callejeras que rebasaron a la Policía.

Nava, el alcalde de El Alto, ciudad vecina de La Paz, declaró que el Concejo Municipal aprobará una norma para cerrar esos establecimientos ante la amenaza de vecinos y colegiales. La normativa aplicará horarios de funcionamiento además de impedir que los establecimientos de esas características funcionen a menos de 500 metros de las escuelas y los colegios, añadió Nava.

Las protestas comenzaron el lunes por la noche (hora local) y concluyeron ayer. La turba prendió hogueras en medio de las calles con muebles y con todo lo que encontró en las cantinas y prostíbulos saqueados ante la impotencia de la Policía. Vecinos y estudiantes atribuyeron el aumento de la delincuencia al incremento de este tipo de locales en la ciudad, de unos 800.000 habitantes, y una de las más pobres de Bolivia. Varios sospechosos, como delincuentes, fueron linchados en El Alto en el pasado.

La protesta coincidió con el cuarto aniversario de una rebelión popular en esa urbe que derivó en la renuncia del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada en octubre de 2003 tras la muerte de 63 personas durante las manifestaciones callejeras. Nava informó de que unas 2.000 cantinas y prostíbulos se encuentran en situación ilegal. Además, un grupo de estudiantes inició hoy una huelga de hambre para pedir la renuncia de Nava al que acusan de actuar tardíamente.