21 de febrero de 2007

Bolivia.- Ascienden a 343.000 los afectados en Bolivia por las fuertes lluvias e inundaciones provocadas por El Niño

El temporal ya ha causado la muerte de 35 personas y la pérdida de miles de cabezas de ganado y plantaciones agrarias

LA PAZ, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La cifra de damnificados por las intensas precipitaciones e inundaciones que azotan sobre todo la región oriental de Bolivia ha ascendido ya a 343.000, siendo el departamento de Beni, situado en el noreste del país, la región más castigada con más de 80.000 afectados por el fenómeno climatológico de El Niño, según informaron hoy fuentes de la Defensa Civil.

El número de víctimas fatales ha ascendido a 35 en todo el país, precisó el general Gonzalo Lora, quien agregó que los derrumbes y constantes deslizamientos en los caminos dificultan el transporte de alimentos a las zonas más perjudicadas.

Lora señaló como única buena noticia que la carretera antigua que une al centro del país con el este, que une las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz, fue abierta ayer tras permanecer cortada más de tres días debido a los desbordamientos de los ríos.

Por su parte, el ministro de Defensa, Walter San Miguel, explicó que el Ejecutivo priorizará sus esfuerzos para atender las zonas más golpeadas por el temporal, con el compromiso de enviar 130 toneladas de víveres. Según San Miguel, en el norte del país siete de ocho provincias del departamento de Beni están bajo el agua.

PÉRDIDA DE GANADO

Asimismo, la Federación de Ganaderos informó que al menos 11.000 reses han muerto ahogadas en esa misma región y que aproximadamente un millón de cabezas de ganado está en alto riesgo de correr la misma suerte, según informa la agencia 'Prensa latina'.

El alcalde del municipio de Trinidad --capital de Beni--, Moisés Shriqui, precisó que más de 5.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, están en albergues y que otras 3.000 personas se han quedado en sus casas inundadas.

Efectivos de la Fuerza Naval han comenzado a salir en lanchas para brindar asistencia a los habitantes de poblaciones ribereñas, donde el agua sube a un ritmo de seis centímetros diarios.

MORALES RECORRIÓ ZONAS AISLADAS

Ayer, el presidente boliviano, Evo Morales, recorrió algunas zonas del departamento de Cochabamba, en el centro del país, afectadas por la intensas lluvias e inundaciones asociadas a El Niño. El mandatario comprobó la situación de 1.112 familias que perdieron sus casas y vieron cómo 3.670 hectáreas de sus producciones de frutas fueron destruidas por las riadas.

Esas zonas se encuentran virtualmente aisladas del resto del país debido al mal estado de las carreteras, lo que ha incidido también en el desabastecimiento de los mercados y la carestía de los artículos de primera necesidad.

Asimismo, los integrantes del gabinete ministerial boliviano recorrieron la mayoría de las regiones del país para evaluar los daños ocasionados por las lluvias y repartir ayuda de emergencia.

Los funcionarios presentarán hoy al presidente Morales un informe sobre los desastres observados en su recorrido, así como de los esfuerzos de las autoridades locales para atenuar la difícil situación de las más de 68.000 familias afectadas.