28 de agosto de 2008

Bolivia.- Ayuda en Acción ofrece ayuda a 1.200 familias damnificadas por las inundaciones de principios de año

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.200 familias damnificadas por las inundaciones que cayeron entre enero y marzo en Bolivia han recibido ayuda de la ONG española Ayuda en Acción, principalmente en los departamentos de Beni y Santa Cruz.

En el caso específico del municipio de San Julián, provincia Ñuflo de Chávez en el departamento de Santa Cruz, la emergencia empezó en febrero, cuando las intensas lluvias provocaron la crecida del Río Grande, cuyas aguas alcanzaron una altura de 5,60 metros.

El desastre provocó cuantiosas pérdidas materiales por siete millones de dólares en las comunidades de la Brecha Casarabe y otras aledañas, principalmente en cultivos y cabezas de ganado, además de dañar caminos y provocar que algunas comunidades quedaran aisladas.

El equipo de Ayuda en Acción, en coordinación con la Dirección de Defensa Civil y la Dirección de Desarrollo Humano del municipio de San Julián, visitó y sobrevoló las zonas para constatar el grado de la emergencia y definir el tipo de apoyo necesario para la recuperación de 1.200 familias damnificadas.

Los afectados recibieron víveres, enseres de cocina, paquetes para higiene personal, carpas y medicamentos. Asimismo, se entregaron ollas grandes para la alimentación en grupo, herramientas para el trabajo en la habilitación de los campamentos, letrinas comunales de armado inmediato y tanques de agua para almacenar y disponer este elemento para el consumo humano.

Al mismo tiempo, 700 niños y 73 docentes recibieron herramientas necesarias sobre relajación, comunicación, autoconfianza y manejo de estrés para la recuperación emocional de la población que vive las secuelas de la emergencia.

Estas acciones en beneficio de las familias damnificadas contaron con el importante apoyo, entre otras fuentes, del Fondo Canadiense de Apoyo a Iniciativas Locales de la Embajada de Canadá, gracias a un aporte de 54.554,18 dólares.

Por su parte, Ayuda en Acción destinó a la atención de la emergencia 86.950,88 dólares que, puntualmente, contribuyeron a la recuperación productiva de la zona con la dotación de semillas de frijol, patata y hortalizas; además de la reparación del dique que contiene las aguas del Río Grande.