3 de marzo de 2007

Bolivia.- Las enfermedades por las inundaciones en Bolivia se cobran sus primeras víctimas

LA PAZ, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El drama por las inundaciones en gran parte de Bolivia a consecuencia del fenómeno climático de El Niño comienza a convertirse en una tragedia humanitaria con la muerte hasta ayer de 44 personas, las dos últimas por enfermedades derivadas del desastre. Además, se espera que continúen las fuertes precipitaciones que afectan al país desde finales de 2006.

Hasta el jueves las víctimas por las lluvias e inundaciones llegaron a 42 con el fallecimiento de tres niños, dos ahogados en el departamento de Beni y otro en Cochabamba. Pero ayer, viernes, dos trabajadores de la provincia Iténez murieron en una hacienda ganadera con claros síntomas de fiebre hemorrágica.

En la misma comunidad, denominada Huamaja, está ubicada a 15 kilómetros de la capital de la provincia Iténez (Magdalena), donde ayer se registraron tres nuevos casos, con los que serían seis trabajadores posiblemente contagiados de fiebre hemorrágica en las últimas 72 horas y que está provocado por el ratón de la especie Calomys Callosus, informa la prensa local.

De los tres primeros casos, uno de ellos estaba más afectado, pues presentada un cuadro muy crítico con vómito negro, plaquetas muy disminuidas, presencia de trombocitopenia, leucocitosis y otros síntomas que orientan a una clara sospecha de fiebre hemorrágica. Además, estos trabajadores proceden de una zona donde hace dos años se produjeron otros casos de este tipo.

El Viceministerio de Defensa Civil informó hoy de la existencia de 75.897 familias afectadas, 42 muertos y cuatro desaparecidos por los desastres naturales en todo el país. Asimismo, se ha iniciado la evacuación a tierras altas de pequeños grupos de familias afectadas por la crecida del río Tahuamanu, en el departamento de Pando.

"Pando ha sufrido el primer golpe causado por el río Tahuamanu, que ha dado lugar a 92 familias damnificadas; entonces por esos sectores se ha procedido a evacuar a alguna gente en campamentos como medidas de seguridad", declaró a la Agencia Boliviana de Información (ABI) el director General de Emergencias y Auxilio del Viceministerio de Defensa Civil, general Gonzalo Lora.

PREVISIONES

Según destacó, estudios de satélite indican que se prevé que los ríos Madre de Dios y Beni sufran una crecida importante en los próximos días, en previsión de lo cual ya se han enviado equipos de salvamento, búsqueda y rescate que se encuentran preparados para iniciar operativos de emergencia, especialmente para la evacuación de personas en regiones de alto riesgo.

El departamento de Meteorología de Aasana informó que ayer llovió en gran parte del departamento de Cochabamba, lo que con casi total seguridad provocará la crecida de los ríos Chapare y Mamoré. También se registraron fuertes lluvias en parte de la jurisdicción de La Paz que causarán la crecida del río Beni.

Para hoy se ha pronosticado la entrada en la mayor parte del país de un frente frío procedente del sur que puede estar asociado al eclipse lunar. Para mañana, domingo, Santa Cruz presentará cielo nublado con chubascos aislados.