26 de enero de 2007

Bolivia.- La Fiscalía investigará al ex presidente Jaime Paz Zamora por presunta vinculación con el narcotráfico

LA PAZ, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Bolivia decidió hoy investigar al ex presidente Jaime Paz Zamora por supuestos vínculos con el narcotráfico, e incluir esta indagación dentro del expediente que se le sigue al ex prefecto (gobernador) de la región de Santa Cruz, Rolando Aróstegui, por el mismo delito.

Según explicaron los magistrados a la prensa local, Paz Zamora declarará como testigo dentro del juicio de responsabilidades abierto contra Aróstegui, pues el ex mandatario boliviano pudo haber incurrido en los delitos de encubrimiento y receptación (recibir dinero a través de medios ilícitos).

El fiscal general, Mario Uribe, explicó que decidieron citar a Paz Zamora después de que no cumpliera con la citación impuesta por la Justicia y enviara un "memorial" en su lugar dando su versión de los hechos y explicando los motivos de su ausencia. También adelantó que pedirá a la Corte Suprema de Justicia la ampliación de la investigación contra el ex presidente, pero aclaró que por el momento no será imputado.

"Se le citará, y esta vez como un sujeto que está en investigación. Si no comparece a la próxima convocatoria, vamos a proseguir con el procedimiento correspondiente", afirmó Uribe al advertir que en caso de otra inasistencia puede determinar su detención o la declaratoria de rebeldía.

Por su parte, Rodrigo, uno de los hijos de Paz Zamora, aseguró que su padre no irá a declarar. "En el memorial enviado explicó por qué no se presentaba, algo completamente legítimo", dijo al recordar que el ex mandatario asistió en dos ocasiones a declarar y que ahora "no entiende" las razones de esta tercera convocatoria.

Jaime Paz Zamora fue presidente de Bolivia desde 1989 hasta 1993 respaldado por el partido Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Con él ya son cinco los ex presidentes que la Fiscalía investiga e intenta procesar por diversos delitos a petición del actual jefe de Estado, Evo Morales.