30 de enero de 2008

Bolivia.- El Gobierno pide más ayuda extranjera para cinco regiones en alerta roja por las inundaciones

LA PAZ, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Evo Morales gestiona más cooperación internacional para la atención de alrededor de 32.000 familias, entre afectadas y damnificadas, en su mayoría, concentradas en las cinco regiones declaradas en alerta roja por las lluvias e inundaciones que dejaron 40 personas fallecidas en todo el país.

El viceministro de Defensa Civil, Hernán Tuco Ayma, informó de que ha mantenido reuniones con diferentes representantes de organismos internacionales para canalizar más cooperación, como representantes de Naciones Unidas, el Programa Mundial de Alimentos o la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

"Ya hablamos con doña Vitoria Ginja (del Programa Mundial de Alimentos) a quien trasladamos la necesidad de que nos coadyuven con alimentos y albergues. También nos reunimos con representantes de USAID, quienes nos están apoyando con carpas en Trinidad y Santa Cruz", explicó Tuco Ayma.

Añadió que en el transcurso de las siguientes horas y días continuará sosteniendo reuniones con otros órganismos extranjeros para indicarles cuáles son las necesidades urgentes que el país requiere actualmente ante los fenómenos naturales, según informa la prensa local.

Según datos de la Dirección Nacional de Emergencias y Auxilio de Defensa Civil, hasta el momento la cifra de fallecidas subió a 40, la mayor parte de ellos en Cochabamba y Chuquisaca. El número de afectados ronda los 32.000 y los departamentos de La Paz, Santa Cruz, Cochabamba, Chuquisaca y Beni se mantienen en alerta roja.

En el departamento de Potosí fallecieron cuatro personas, en Cochabamba murieron otras 12 personas, en La Paz se registraron seis muertos, en Chuquisaca murieron 10 personas, en Santa Cruz fallecieron siete personas, y en Pando murió una niña arrastrada por una corriente de boca de tormenta en la ciudad de Cobija.