31 de julio de 2012

Un líder indígena acusa a los dirigentes de la CIDOB de secuestro y torturas

LA PAZ, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Central de Pueblos Indígenas de Beni (CPIB), Pedro Vare, ha acusado este lunes a los dirigentes de la Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano (CIDOB) de secuestrarlo y torturarlo en su sede del departamento de Santa Cruz, ubicado en el oeste del país.

Según ha explicado en una rueda de prensa, alrededor de las 5.00 horas del domingo (11.00 horas en España) un grupo de "palomillos y maleantes" le asaltó cuando se encontraba en la sede de la CIDOB en Santa Cruz y le torturó durante horas.

"Me ataron de pies y manos y me chicotearon (latigaron), después, me pusieron un cepo y me tuvieron ahí desde las 6.00 horas de la mañana hasta las 13.00 horas de la tarde", ha dicho, en declaraciones recogidas por la Agencia Boliviana de Información (ABI).

El presidente de la CPIB ha relacionado estos hechos con la reunión que el Consejo Nacional de Pueblos Indígenas celebraba en esos momentos para analizar la expulsión de Adolfo Chávez, uno de los líderes de la CIDOB.

Vare ya ha presentado una denuncia contra los responsables del ataque. "Los he identificado a todos, en especial a la señora María Saravia", ha aseverado, en alusión a la líder de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia.

Además, ha hecho un llamamiento a la "reflexión". "Para todos los hermanos que me hicieron esto y que tomaron una actitud agresiva, que falta a nuestra tradición, a nuestras costumbres", ha subrayado.

Este incidente se enmarca en la división que ha generado la celebración de un referéndum sobre la construcción de una carretera en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) entre las comunidades nativas que lo habitan.

El pasado 5 de julio, el Gobierno y los líderes de la mayoría de las comunidades del TIPNIS --que representan a los pueblos indígenas chimán, yuracaré y trinitarios-- alcanzaron un acuerdo para celebrar un referéndum, del que se quedaron fuera siete comunidades, en concreto, las que participan en la novena marcha de la CIDOB.

La consulta popular comenzó ayer en el municipio de Oromomo, ubicado en el departamento de Beni (norte) y se prolongará hasta el próximo 25 de agosto, para que un total de 69 comunidades del TIPNIS se pronuncien a favor o en contra de la construcción de la carretera.

El conflicto se desató el pasado 15 de agosto, cuando cientos de indígenas iniciaron una marcha hacia La Paz para protestar por la construcción del segundo tramo de la carretera que atraviesa el TIPNIS para conectar los departamentos de Beni (norte) y Cochabamba (centro).

A esta marcha inicial se han ido sumando otras muchas a lo largo de estos meses, que han desembocado en la Plaza Murillo, donde se ubican el Palacio de Gobierno y las sedes de varios ministerios e instituciones, dando lugar a enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

El conflicto del TIPNIS ha causado un gran desgaste al presidente, Evo Morales, que llegó al cargo en 2006 como líder indígena y sindical. La presión social le llevó a anunciar la suspensión temporal del proyecto hasta la celebración de un referéndum en Beni y otro en Cochabamba.