20 de octubre de 2007

Bolivia.- Los manifestantes retoman el control del principal aeropuerto de Bolivia

SANTA CRUZ (BOLIVIA), 20 Oct. (EP/AP) -

Miles de manifestantes tomaron hoy fugazmente el control del aeropuerto principal de Bolivia y lo restituyeron a la unidad estatal que lo operaba, un día después de que las fuerzas militares y policiales la expulsaran por presunta corrupción.

El ministro de Defensa boliviano, Walker San Miguel, declaró que la breve toma por parte de los activistas que promueven la autonomía de la provincia de Santa Cruz "pone en riesgo la categoría del aeropuerto". El conflicto dejó de manifiesto la confrontación entre las elites de la región mas rica de Bolivia y el Gobierno.

La intervención de los manifestantes duró pocos minutos. Posteriormente, en un acto de "soberanía", el prefecto (gobernador) de Santa Cruz, Rubén Costas, anunció que los militares y policías se habían retirado "con la cola entre las piernas". La secretaria general de la operadora del aeropuerto, Beatriz Ortuño, declaró que el anterior plantel había tomado nuevamente el control de las operaciones y que "los vuelos son totalmente normales".

Costas insistió en que el aeropuerto es de Santa Cruz y que la prefectura obligó al Gobierno a que las fuerzas combinadas se replegaran, aunque no precisó si fue resultado de unas negociaciones o si la prefectura coordinará con el Gobierno la administración del aeropuerto.

El portavoz presidencial, Alex Contreras, acusó a Costas de "proteger la corrupción", pero no adelantó las medidas que tomaría el Ejecutivo respecto de las acciones de la autoridad. En una rueda de prensa, señaló que Costas "no conoce la constitución política del Estado". Contreras recordó que el capitán general de las Fuerzas Armadas es el Presidente.

Costas acusó a Morales de obedecer órdenes del presidente venezolano, Hugo Chávez, su aliado político. Contreras señaló que los dirigentes cruceños "tienen pesadillas" con el mandatario venezolano. Mientras tanto, los miles de manifestantes volvieron a la ciudad de Santa Cruz en medio de un clima de fiesta, muchos envueltos en la bandera verde y blanca del departamento, y con cánticos de victoria sobre el Gobierno.