20 de enero de 2007

Bolivia.- Más de 50.000 afectados por las inundaciones en siete departamentos de Bolivia

LA PAZ, 20 Ene. (EP/AP) -

El número de personas afectadas por las inundaciones que golpean a siete de los nueve departamentos de Bolivia subió a 52.000, según informaron hoy fuentes gubernamentales, mientras el Gobierno ha declarado estado de emergencia nacional por seis meses.

La información del viceministerio de Defensa Civil, divulgada hoy, señala que, de unas 3.800 familias castigadas hasta mediados de la semana por los cambios climáticos ocasionados por la "corriente del Niño", se ha pasado a 10.420 como efecto de la caída de nuevas tormentas, particularmente en el este y el centro del país.

El Ejecutivo emitió ayer un decreto por el que declara la emergencia nacional, lo que permite la liberación de fondos regionales para hacer frente a la catástrofe, que el Gobierno estima en unos 90 millones de dólares en lo inmediato. Ese día, una mujer murió en el sur del país, arrastrada por las aguas.

El total de víctimas mortales no ha sido precisado, aunque según el diario 'El Deber' desde diciembre son ya siete las víctimas mortales. El director nacional de Emergencias y Auxilio, general Gonzalo Lora, declaró a la prensa que "ya se registraron emergencias en siete departamentos del país, siendo Cochabamba el que cuenta con 2.800 familias damnificadas, el mayor número alcanzado en el país".

La Administración del presidente Evo Morales recibió en los últimos días críticas de la oposición porque parte de la ayuda que debía destinarse a los inundados fue desviada por Defensa Civil y una senadora oficialista a la asistencia a miles de campesinos cultivadores de hoja de coca que cercaron la ciudad de Cochabamba para intentar derrocar al gobernador departamental, el opositor Manfred Reyes Villa.

El decreto autoriza a que las prefecturas destinen recursos para la alimentación, salud y entrega de colchones y carpas a los damnificados, y para la construcción de obras que mitiguen los efectos de las tormentas e inundaciones.

Lora indicó que "de acuerdo con la ley, el Gobierno central debería asignar el 1,5% del Presupuesto General de la Nación" a la ayuda a los afectados, en su mayoría familias campesinas.

Según el Gobierno, que cuenta con la ayuda de Naciones Unidas, el Programa Mundial de Alimentos (PAM), la Organización Panamericana de la Salud y el Gobierno italiano, además de dañar casas y tierras de cultivo, las inundaciones causaron destrozos en 21 tramos de carretera de los nueve departamentos del país.