28 de marzo de 2008

Bolivia.- Al menos 18 heridos, uno de ellos en estado de coma, en altercados en la ciudad boliviana de Santa Cruz

SANTA CRUZ (BOLIVIA), 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos 18 personas resultaron hoy heridas, una de ellas permanece en estado de coma, al producirse varios enfrentamientos en la provincia de Santa Cruz entre el Ejército boliviano y manifestantes civiles, quienes reclaman al Gobierno de Evo Morales una "real nacionalización" de los hidrocarburos.

Los altercados comenzaron durante la madrugada del viernes en la ciudad de Camiri. Sobre las 02.00 horas los manifestantes bloquearon dos puntos en la rutas que se dirigen a Santa Cruz y Yacuibá respectivamente, cuando el Ejército empleó gases lacrimógenos contra la población civil que dejaron heridas a nueve personas. A continuación el Ejército inició la militarización de la zona.

A media mañana los militares retomaron la represión contra los camireños que trataban de volver a bloquear la carretera a Santa Cruz e instalar un cabildo. El Ejército consideró que lo que pretendían era tomar los campos petroleros. Esos segundos altercados se saldaron con nueve heridos, dos de ellos de bala, según los testigos.

Finalmente los civiles recuperaron el territorio y bloquearon la carretera nuevamente, según informó el dirigente social Mirko Orgaz, quien añadió que se ha llegado a un acuerdo con el Ejército para que no se produzcan nuevas agresiones mutuas. Asimismo, Orgaz indicó que dialogarán con la Comisión Gubernamental que se desplazó a la zona pero añadió que eso será después de que se pueda curar a los heridos y analizar los daños sufridos.

La Comisión gubernamental que llegó a Santa Cruz para establecer una mesa de diálogo está encabezada por el ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas, y por el ministro de Trabajo, Walter Delgadillo.

Los heridos, según informan los medios bolivianos de los que se hace eco Europa Press, fueron trasladados a distintos centros médicos para que fueran atendidos.

El Comité Cívico de Santa Cruz lamentó que el Gobierno prefirió usar la fuerza antes de iniciar el diálogo, el cual solo será posible cuando la zona esté desmilitarizada y se solucionen los daños ocasionados.

Los manifestantes insisten en que el Gobierno debe cumplir los compromisos acordados con los dirigentes cívicos de Santa Cruz hace ya más de trece meses. Éstos consistían en una "verdadera nacionalización" de los hidrocarburos y la construcción de una planta separadora de líquidos en la ciudad de Camiri.