25 de septiembre de 2012

Al menos tres heridos y una policía desaparecida por enfrentamientos entre mineros cooperativistas y policías

LA PAZ, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas han resultado heridas y una policía ha desaparecido en el marco de los enfrentamientos que se han producido este lunes entre policías y mineros cooperativistas en la ciudad de Konani, ubicada en el departamento de La Paz, en el oeste de Bolivia, para que éstos últimos pusieran fin al bloqueo de carreteras.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, ha informado en una rueda de prensa de que el Alto Mando Policial ha estado hablando con los mineros cooperativistas durante cinco horas "rogándoles que despejen la carretera para dejar pasar a los 70 vehículos que están atrapados".

Pero, según el portavoz gubernamental, "los mineros han respondido con insultos y amenazas a la Policía, mostrando una actitud hostil, beligerante, de provocación a las fuerzas de seguridad", por lo que se ha producido un "lamentable" enfrentamiento.

Al parecer, los uniformados han lanzado balas de goma para expulsar a los cooperativistas, hiriendo a dos mineros y a un agente, mientras que la policía Melba Mamani está en paradero desconocido, de acuerdo con la Agencia Boliviana de Información (ABI).

En este contexto, el ministro de Gobierno ha exigido a los mineros "que esclarezcan de manera inmediata el paradero de la policía" porque, de lo contrario, "esta situación podría complicar terriblemente las cosas", aunque no ha explicado en qué sentido.

Por su parte, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Jorge Pérez, se ha puesto en contacto con los líderes de la Federación Nacional de Cooperativistas Mineros (Fencomin) para pedirles que rebajen sus protestas, indicando que el Gobierno ya ha replegado a los uniformados.

"Esperamos que los líderes de la Fencomin reflexionen para dejar de perjudicar a la población boliviana, que necesita cumplir normalmente sus actividades y no puede porque tiene las carreteras bloqueadas", ha dicho el viceministro.

Bolivia ha amanecido este lunes con sus principales carreteras bloqueadas por mineros cooperativistas, que con ello pretenden forzar al Gobierno a abordar una agenda de 13 puntos en un diálogo con los representantes del sector.

El principal punto de confrontación es el yacimiento de estaño y zinc de Colquiri, expropiado el pasado mes de junio. Los mineros cooperativistas piden al Gobierno de Evo Morales la nacionalización completa y los mineros privados le reclaman un permiso definitivo para explotarlo.

El conflicto minero llegó a su punto álgido la semana pasada, cuando cientos de mineros, tanto cooperativistas como privados, se enfrentaron en La Paz por el control de Colquiri. Como consecuencia de ello, una persona murió y siete resultaron heridas, algo que ha suscitado la condena de la comunidad internacional.

Este incidente se produce horas después de que representantes del Gobierno y de los dos sectores mineros reanudaran el diálogo trilateral para llegar a un acuerdo sobre Colquiri. Las conversaciones se suspendieron la semana pasada y deberían haberse retomado el pasado sábado.