27 de mayo de 2008

Bolivia.-Morales pide a la comunidad internacional denunciar los actos de racismo y xenofobia del fin de semana en Sucre

LA PAZ, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy a la comunidad internacional acabar con la discriminación y el racismo que salió a relucir nuevamente en Sucre, donde militares y campesinos fueron agredidos y humillados por grupos radicales presuntamente vinculados al opositor Comité Interinstitucional de Chuquisaca.

"Esperamos que la comunidad internacional pueda asumir la responsabilidad para acabar con la discriminación en nuestro país", manifestó Morales, al lamentar los hechos violentos registrados en Sucre el pasado sábado, según informa la emisora local Erbol, de la que se hace eco Europa Press.

Asimismo, indicó que en una ciudad que es capital de la República y sede del Poder Judicial no puede haber discriminación, por lo que las autoridades correspondientes e instituciones del Estado están en la obligación de acabar con este tema que afecta a las familias más pobres, campesinos e indígenas, que son mayoría en el país.

Morales acusó por lo ocurrido en Sucre a algunos grupos y familias, que son usados políticamente por la oposición. "Lamento mucho que algunos grupos sean usados partidariamente, porque no es casual que en Sucre haya estado Jorge Quiroga o Manfred Reyes Villa, quienes instigan este tipo de hechos de humillación", denunció.

El pasado 24 de mayo, grupos violentos evitaron la llegada de Morales a Sucre, incluso rebasando a las Fuerzas Armadas y la Policía. Además, allanaron domicilios para capturar y torturar a campesinos, a quienes los humillaron en vía pública semidesnudos acusándolos de ser partidarios del Gobierno.