16 de enero de 2007

Bolivia.- El prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa reasume sus funciones y anuncia que no negociará su salida

LA PAZ, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, reasumió hoy sus funciones en esa ciudad, aunque anunció que no negociará con el Gobierno ni con los movimientos sociales cercanos al Movimiento al Socialismo (MAS), partido del presidente Evo Morales, ya que no existen, las garantías constitucionales suficientes.

"Que lo posesionen pues, si eso es totalmente ilegal, acaso un millón de personas puede reunirse en Santa Cruz y posesionar a un presidente de la República, no es así, aquí tenemos leyes a menos que se quiera violar absolutamente todo", sostuvo Reyes.

"No tengo ningún problema en estar en Cochabamba, voy a estar justo en este momento, pero no voy a negociar en Cochabamba", dijo Reyes Villa desde el aeropuerto de Viru Viru de la capital cruceña.

Según informó el diario 'Los tiempos', de Cochabamba, el cabildo abierto, que convocaron los movimientos sociales está comenzando a masificarse para tratar de precipitar la salida del prefecto (gobernador) y que en su lugar asuma la Prefectura, su actual Secretario General.

Además también los movimientos sociales tratan de obligar a los 24 consejeros departamentales a que emitan la censura contra Reyes Villa para darle legitimidad a su salida, sin embargo, 19 de los consejeros no están de acuerdo con esa posición al considerar que es ilegal y desconoce el voto del pueblo.

Mientras el presidente boliviano Evo Morales resolvió, desde Palacio Quemado, la llegada del ministro de Defensa, Walker San Miguel, con el propósito de apoyar las gestiones de su homólogo de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, para mantener el orden y la tranquilidad en la capital tras la conclusión de ese ampliado.