7 de noviembre de 2007

Brasil.- Arrestan a varios oficiales de la Policía brasileña por su supuesta pertenencia a grupos de mercenarios

RÍO DE JANEIRO, 7 Nov. (EP/AP) -

La Policía brasileña arrestó hoy a varios de sus oficiales, así como a un abogado, y varios empresarios y traficantes de armas, en un operativo a gran escala contra dos grupos sospechosos de trabajar como mercenarios en 'escuadrones de la muerte'.

Los agentes detuvieron a 34 personas y buscan a otras ocho en la ciudad nororiental de Recife, indicó el portavoz de la Secretaría de Seguridad del Estado de Pernambuco, Joaquim Neto. Por su parte, el secretario de seguridad, Servilho Paiva, comentó que los dos grupos han acabado con la vida de, al menos, 35 personas desde que en junio se iniciaron las investigaciones y, además, hay un equipo verificando los posibles homicidios anteriores a esa fecha, agregó Neto.

"Ellos hacen lo que quieren y matarían a quien fuera", comentó un miembro de la división de homicidios de Recife, que participó en los arrestos, pero pidió no ser identificado por las políticas de su corporación. Más de 300 policías hicieron cumplir 47 órdenes de arresto y revisión, confiscando armas, rifles, municiones y drogas de los dos grupos, durante esta madrigada (hora local), informó Neto.

Uno de los grupos estaba encabezado por un ex policía estatal. Además otros tres ex agentes y un funcionario municipal se cuentan entre los detenidos, alegó el portavoz. Los grupos de este tipo son comunes en las grandes ciudades, en donde la Policía es ineficaz y los empresarios contratan a agentes de descanso o retirados para deshacerse de gente.

El presidente, Luiz Inacio Lula da Silva, inició en agosto un programa a gran escala para reprimir el crimen urbano. Este año, 12 grupos han sido desmantelados en el estado de Pernambuco, con 120 personas detenidas en la acción, explicó Neto.

Philip Alston, enviado de las Naciones Unidas sobre Ejecuciones Extrajudiciales, tiene programado llegar a Brasil esta semana para reunirse con varios funcionarios y grupos de Derechos Humanos en cuatro ciudades, a fin de hablar sobre las acusaciones de tortura y ejecuciones contra funcionarios nacionales.