25 de diciembre de 2013

Ya van 18 muertos por las lluvias torrenciales en Espíritu Santo

Ya van 18 muertos por las lluvias torrenciales en Espíritu Santo
AGENCIA BRASIL

BRASILIA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El número de personas fallecidas a causa de las lluvias torrenciales que han sacudido estos días el estado brasileño de Espíritu Santo (este) ha ascendido a 18, según el último balance de Defensa Civil.

   La cifra de víctimas mortales ha aumentado después de que efectivos de Defensa Civil hallaran en las últimas horas otros tres cadáveres, incluido el de un adolescente de 17 años de edad, de acuerdo con la Agencia Brasil.

   Del total de muertos, ocho se han registrado en la ciudad de Itaguaçu, cinco en Colatina, dos en Baixo Guandu, una en Barra de Sao Francisco, una en Nova Venécia y una en Domingos Martins.

   Las autoridades regionales ya han advertido de que el número de muertos podría aumentar en las próximas horas porque todavía no han podido acceder a algunas localidades. Además, hay al menos tres residentes en Colatina que siguen desaparecidos.

   Las intensas precipitaciones han obligado a desalojar a 49.886 personas, de las cuales 5.300 han tenido que ser trasladadas a albergues municipales, mientras que las 44.586 restantes han encontrado alojamiento en casas de familiares y amigos.

   La mayoría de las ciudades de Espíritu Santo han sufrido cortes en el suministro de electricidad y de agua potable. Asimismo, las lluvias torrenciales han inundado campos de cultivo y zonas industriales, lo que se traducirá en pérdidas millonarias.

   En este contexto, el Gobierno de Espíritu Santo ha declarado la situación de emergencia y el estado de calamidad en 48 de las 78 ciudades que lo forman, lo que permitirá que la ayuda llegue más rápido a los damnificados.

VISITA DE ROUSSEFF

   Así las cosas, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se trasladó el pasado martes hasta la capital de Espíritu Santo, Vitória, y sobrevoló en un helicóptero militar las zonas más afectadas por el temporal.

   "A lo largo de mi Presidencia he visto inundaciones en algunos estados, como en Maranhao, pero la cantidad de agua que he visto aquí, en Espíritu Santo, es impresionante", dijo en unas breves declaraciones a la prensa.

   Rousseff también expresó su "solidaridad" con las víctimas y destacó el apoyo del pueblo brasileño a Espíritu Santo. "Permitirá hacer algo más confortable un momento tan difícil como este", consideró.

   Más tarde, a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, anunció la entrega a las autoridades regionales de un fondo de 608 millones de reales (258 millones de dólares) del Gobierno federal "para enfrentarnos a los desastres naturales".

   "Lo primero que vamos a hacer es entregar todos los recursos necesarios para salvar vidas: rescatar a las personas y dar cobijo a las familias evacuadas", indicó.

   "Después, vamos a reconstruir las ciudades y los municipios afectados y vamos a hacer obras de infraestructuras y de prevención", ha adelantado.

   En los últimos días, el Gobierno federal ha enviado a Espíritu Santo kits de emergencia con medicamentos, productos de higiene y limpieza, mantas y ropa, así como dos helicópteros, diez vehículos y efectivos de Defensa Civil y la Fuerza Nacional y geólogos.