7 de agosto de 2006

Brasil.- Brasil endurece las penas en las agresiones de violencia doméstica y decreta nuevas medidas de protección

BRASILIA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

Brasil va a triplicar la pena para las agresiones de violencia doméstica contra las mujeres y a aumentar los mecanismos de protección de las víctimas, según una nueva ley que será sancionada hoy lunes por el presidente del país, Luiz Inácio 'Lula' da Silva.

El texto recibirá el nombre de 'Ley Maria da Penha', en honor a una mujer, Maria da Penha Maia, que luchó durante 20 años hasta que su agresor fue condenado, y que se ha convertido en un símbolo de la violencia doméstica en Brasil.

En 1983, Da Penha recibió un disparo en la espalda de su marido, Marco Antonio Herredia, por el que quedó paraplégica. En 2001, una Comisión Interamericana de Derechos Humanos responsabilizó a Brasil por negligencia y omisión en relación a la violencia doméstica, y en 2003 el ex marido de la mujer fue encarcelado.

Según informa la Agencia Brasil, la nueva ley va a modificar el Código Penal brasilero y va a permitir que los agresores sean condenados en flagrante o se les decrete prisión preventiva. Además, pone fin a las penas monetarias y eleva la pena máxima del año a los tres años.

Por otro lado, la ley contempla una serie de medidas para proteger a la mujer agredida, que está en situación de agresión o cuya vida corre peligro. Entre ellas se encuentra la salida del agresor del domicilio familiar, la protección de los hijos y el derecho de la mujer a recuperar sus bienes y cancelar los apoderamientos del agresor. Además, la violencia psicológica, que hasta ahora no era considerada violencia doméstica, pasará a serlo.

Asimismo, la mujer podrá permanecer seis meses apartada de su trabajo sin perder su empleo y se creará un juzgado especial de Violencia Doméstica y Familiar contra la Mujer para dar más agilidad a los procesos judiciales.