28 de abril de 2006

Brasil.- Brasil obligará a las celulosas a retirar a 10 kilómetros sus plantaciones de eucalipto de Parques Nacionales

Las ONG alertan del riesgo de sustituir la flora autóctona de la zona por este monocultivo "por simple interés económico de la industria"

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio Público Federal de Brasil ha anunciado la prohibición de instalar las plantaciones de eucalipto a menos de diez kilómetros de las zonas de seguridad de las Unidades de Conservación de los Parques Nacionales 'Do Descubrimento', 'Monte Pascoal' y 'Pau Brasil' (este), por parte de las compañías de celulosa. También exigirá a estas empresas que realicen un Plan de Recuperación de Área Degradada (PRAD), después de la retirada de los eucaliptos, con el fin de minimizar el impacto sobre el Medio Ambiente.

Según recuerda el Centro de Estudios e Investigaciones para el Desarrollo del Extremo Sur de Bahía (CEPEDES), desde hace tiempo han estado denunciando las irregularidades cometidas por las empresas de celulosa en las regiones de Bahía y Espirito Santo (este).

Las principales críticas llegaron por la instalación de plantaciones de eucalipto alrededor de las Unidades de Conservación, oponiéndose a la ley que establece que debe haber zonas de amortiguación en los alrededores de estos parques, que deberán ser utilizadas como corredores ecológicos que puedan garantizar la supervivencia de especies de la fauna y flora locales, así como el mantenimiento y fortalecimiento de la biodiversidad.

La decisión del Ministerio Público Federal ha sido el resultado de las peticiones de las organizaciones de protección ambiental, que criticaron la actuación de las grandes compañías celulosas ante el Ministerio Público Federal y de los Estados, el Instituto Brasileño del Medio Ambiente (IBAMA) y el Centro de Recursos Ambientales (CRA), que son los organismos responsables de la autorización y seguimiento de las plantaciones.

La resolución del Ministerio destaca que la Unidad de parques "es patrimonio nacional", según recoge la ley del país con el fin de asegurar la conservación del Medio Ambiente y de evitar la explotación de la vegetación primaria o en estado avanzado de regeneración.

Los grupos ecologistas subrayaron que la sustitución de la flora autóctona de una zona por otra de monocultivo, como es el eucaliptus "por el simple interés económico de la industria celulosa" promueve riesgos para la fauna y la flora locales.

PERDIDA DE LA BIODIVERSIDAD

Según sus datos entre 1970 y 1985 el estado de Bahía perdió cerca del 70% de sus bosques nativos con la llegada de las empresas de papel y de celulosa Suzano Bahía Sul, Aracruz, CAF Santa Bárbara Ltda y Veracel.

Así, unos estudios realizados por el Ministerio de Medio Ambiente brasileño reflejan que el extremo sur de Bahía sólo posee el 4% de la Mata Atlántica original. Además, en esta zona se estima que más de la mitad de las tierras cultivables "está en manos de las empresas".

Esta situación ha sido provocada por el modelo de desarrollo ideado por el Gobierno, que se centra en generar una riqueza económica, favoreciendo de esta manera la concentración de renta y de tierras, que "no impidió el crecimiento de la miseria y del hambre" y provocó diferentes manifestaciones y movimientos sociales como muestra del malestar latente.

Con motivo de esta nueva resolución por la que el IBAMA tomará medidas para que las empresas de celulosa retiren las plantaciones de eucalipto en el entorno de los parques, las compañías que explotan estas zonas han celebrado varias reuniones para discutir las medidas que llevarán a cabo con el fin de cumplir con esta nueva resolución.