29 de agosto de 2008

Brasil.- La deforestación de la Amazonia brasileña se redujo en julio a 323 kilómetros cuadrados de selva

BRASILIA, 29 Ago. (Reuters/EP) -

La deforestación de la Amazonia brasileña se redujo en julio a 323 kilómetros cuadrados de selva cortada o muy degradada, menos de la mitad del área afectada en junio, informó el viernes el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe).

El organismo estatal, que controla la selva a través de un sistema satelital denominado Detección de la Deforestación en Tiempo Real (Deter), precisó que el mes pasado se pudo observar el 81 por ciento de la región.

En abril, mayo y junio la deforestación de la selva tropical brasileña había mostrado índices de 1.125, 1.096 y 870 kilómetros cuadrados, "números ya indicativos de la tendencia de caída," indicó el Inpe en un comunicado de prensa.

La tasa de julio fue la menor desde marzo, cuando la devastación alcanzó a 145 kilómetros cuadrados, pero el Inpe aclaró que en ese mes los satélites sólo pudieron mostrar un 22 por ciento de la Amazonia brasileña por las densas nubes que la cubrían.

El satélite Deter, en operación desde el año 2004, puede detectar áreas de deforestación mayores de 25 hectáreas, pero también está limitado por la eventual presencia de nubes.

El sistema detectó 8.147 kilómetros de nuevas áreas deforestadas en los último doce meses, con un fuerte aumento respecto a los 4.820 kilómetros cuadrados observados entre agosto de 2006 y julio de 2007, añadió el Inpe.

La deforestación de la Amazonia, el "pulmón" del mundo, ha causado preocupación nacional e internacional, agudizada por su incidencia en el calentamiento global. Desde 1970 se ha destruido una quinta parte, principalmente por el avance de la actividad maderera y agropecuaria.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva lanzó un ambicioso fondo para financiar la protección de la selva, que se nutrirá con recursos privados y donaciones voluntarias en todo el mundo, con previsiones de que capte unos 1.000 millones de dólares en el primer año.