7 de noviembre de 2007

Brasil.- Detienen a 19 personas en un operación contra una banda de lavado de dinero y evasión de impuestos

SAO PAULO, 7 Nov. (EP/AP) -

La Policía brasileña detuvo hoy a 19 personas en un operación para desmantelar una banda que supuestamente lavaba dinero y evadía impuestos a través de los bancos suizos UBS AG y Credit Suisse Group, así como la empresa estadounidense American International Group Inc (AIG).

Dos ciudadanos suizos fueron detenidos en la operación, uno de ellos un empleado del banco UBS AG, el más grande de Suiza, según la propia empresa. Las autoridades intentaban detener a otro extranjero que actualmente se encuentra fuera de Brasil, pero no quiso dar la nacionalidad de esa persona.

La Policía realizó allanamientos en 44 instalaciones en cuatro estados, los cuales forman parte de una acción de las autoridades brasileñas contra la evasión fiscal, que el mes pasado llevó al allanamientos de las oficinas locales de la empresa estadounidense de sistemas de red Cisco Systems Inc. Los agentes policiales también decomisaron seis millones de reales (2,4 millones de euros) y entre 600.000 a 700.000 dólares (412.090 a 480,772 euros) en efectivo, según comentó el inspector policial a cargo del caso, Ricardo Saadi.

El magistrado federal Fausto Martin de Sanctis, que lleva la causa, identificó en un comunicado a las instituciones financieras como UBS, Credit Suisse, AIG y Clariden, unidad de Credit Suisse. "Estamos reuniendo información y no podemos hacer comentarios específicos por el momento", respondió, por su parte, el portavoz de AIG, Chris Winans.

LAVADO DE DINERO

No se ha indicado aún los bancos investigados o el país de origen del tercer instituto, pero Saadi aseguró que los sospechosos colaboraron para mover fuera de Brasil unos siete millones de reales al mes (2,8 millones de euros), la mayor parte de empresas que buscaban evadir impuestos.

Las compañías brasileñas, que tampoco fueron identificadas por el inspector policial debido a la reserva judicial del caso, depositaban los fondos de Brasil y del exterior a través de agentes de cambio ilegales en cuentas numeradas de Suiza. Las empresas usaban esos fondos ocultos para comprar mercancías en Estados Unidos y China, productos que luego eran enviados a Brasil, añadió Saadi.

El inspector, además, agregó que a través de ese mecanismo las empresas pudieron evadir hasta 1.000 millones de reales (403 millones de euros) en impuestos en los últimos 18 meses. Por su parte, la portavoz del banco UBS, Rebeca García, declinó identificar al empleado detenido, pero indicó que trabajaba para la división de negocios del instituto. El banco intenta determinar porqué fue detenido en Sao Paulo, durante un viaje de negocios a Brasil.

DETENIDOS

Saadi dijo que los detenidos aún no han sido acusados formalmente, pero pueden estar detenidos sin cargos por hasta cinco días mientras siguen las investigaciones y los fiscales analizan el caso. Entre los 19 detenidos están los dos suizos y 17 brasileños, desde propietarios de empresas hasta ejecutivos y agentes de cambio de divisas, agregó el inspector.

Los detenidos, en una redada policial simultánea en 44 zonas del sur del estado de Sao Paulo, así como en los estados Amazonas y Bahía, podrían responder ante la justicia por delitos como evasión de divisas, lavado de dinero y funcionamiento de institución financiera sin autorización del Banco Central, crímenes que sumando sus penas máximas ascienden a 40 años de cárcel, aseguró la Policía en un comunicado.

'OPERACIÓN SUIZA'

Saadi aseguró que la investigación del caso comenzó después de la detención el año pasado en Sao Paulo de siete ejecutivos del Credit Suisse Group, investigados en relación a un caso de lavado de dinero, en que se sospecha que los ejecutivos transferían grandes sumas de dinero de clientes brasileños.

Esa investigación, denominada "Operación Suiza", se concentró en determinar si los ejecutivos transfirieron ilegalmente al exterior fuertes cantidades de dinero para clientes en Brasil. El inspector no ofreció detalles actualizados de ese caso.

La evasión fiscal en Brasil tiene un enorme impacto económico y su combate se ha erigido como una prioridad del Gobierno. "Ha habido fugas de capital desde Brasil desde hace mucho tiempo, pero los brasileños ahora le están prestando su atención", opinó Keith Prager, especialista en investigaciones en el sector de servicios de Latinoamérica para la firma estadounidense Corporate Resolutions Inc.