26 de octubre de 2006

Brasil.- Disminuye la destrucción por tala y quema del Amazonas, según las autoridades medioambientales

BRASILIA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministerio de Medio Ambiente anunció hoy en una conferencia de prensa a la que asistió el presidente Luis Ignacio Lula da Silva, que la tala y quema del Amazonas disminuyó en el periodo 2004-2005 y que se prevé que 2006 se cerrará con un nuevo descenso del 30 por ciento, según recoge hoy el diario 'La Fohla de Sao Paulo'.

Apoyada de fotografías por satélite, la ministra del Medio Ambiente, Marina Silva, presentó en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañada por Lula en el palacio de Gobierno. Fue la primera vez que el mandatario asistió a la presentación de este tipo de datos en los que se basan las estimaciones del área destruida en Amazonas.

El sistema de detención de desmantelamiento en tiempo real (DETER) proyecta una reducción de cerca del 11 por ciento con respecto al anterior periodo, de agosto de 2004 a julio de 2005. El área deforestada podría variar entre 16.700 a 18.700 kilómetros cuadrados.

En total este año la superficie destruida podría ser de 13.100 kilómetros cuadrados.

Las cifras finales se darán a conocer a final de año, dijo la ministra. "Estamos intentando reparar, en el menor espacio de tiempo posible, el descuido de tanto y tanto tiempo", dijo Lula en la ceremonia. "La verdad es que durante mucho tiempo, creíamos que el Amazonas era inagotable...y lo que se descubre es que sino cuidamos lo que tenemos, se va a acabar", agregó.

En caso de confirmarse tal caída, sería la segunda menor tasa de destrucción desde que el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), del Ministerio de Ciencia y Tecnología, comenzó a medir en 1988 el territorio que pierde anualmente el Amazonas, dijo en el acto Gilberto Cámara, del Inpe.

En 1991, se registró la menor tasa de destrucción con poco más de 11.000 kilómetros cuadrados, aseguró.

La ministra Silva indicó que la baja no se debía a una "mera caída del precio de productos" agrícolas, como la soja, en el mercado internacional, lo que disminuyó la expansión de la tala y quema para sembrar el producto.

Según la responsable de Medio Ambiente la reducción se debería a las acciones coordinadas de 13 de los 30 ministerios que existen, desde su cartera hasta la de Defensa, en operaciones para detener a personas que talan ilegalmente, así como aplicar multas a empresas que operan sin licencia ambiental en la región. En lo que va del año, aseguró la ministra Silva, se ha detenido a 379 personas. Desde el año 2003, al inicio del gobierno de Lula, y hasta ahora se han aplicado multas por 2.800 millones de reales (unos 1.300 millones de dólares).

Sin embargo, dijo Silva, los datos preliminares "no nos llevan a estar conformes o de bajar la guardia, por el contrario, tenemos el gran desafío de continuar domando la fuerza del 'toro' de la destrucción del Amazonas".

El Amazonas brasileño tiene una extensión de casi 4,2 millones de kilómetros cuadrados, un área equivalente a la Europa Occidental.

Algunos expertos estiman que cerca de 20 por ciento de 'el pulmón del mundo' ya ha sido destruida por la explotación maderera y la ganadería.