29 de enero de 2014

Entra en vigor en Brasil la Ley Anticorrupción Empresarial

BRASILIA, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Este miércoles ha entrado en vigor en Brasil la Ley Anticorrupción Empresarial, por la cual las empresas y otros entes jurídicos tendrán que responder civil o administrativamente cuando sus empleados o representantes sean acusados de delitos de corrupción.

   La entrada en vigor de esta norma jurídica, que ya fue sancionada el pasado 2 de agosto por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, contrasta con la falta de regulación de muchos de sus aspectos, por lo que podría crear dificultades durante los procesos, en caso de que alguna empresa sea denunciada

   Así, existen algunos puntos de dicha ley que carecen de la definición necesaria, como conocer cuáles son los mecanismos corporativos de control de las irregularidades, o cuáles son los hechos que pueden considerarse como agravantes durante la práctica de un acto ilícito.

   En cuanto a las sanciones, aunque todavía no han sido fijados sus baremos de aplicación, pueden ir desde una multa equivalente al 20 por ciento del patrimonio de la compañía condenada, hasta su disolución o el fin de sus actividades, tal y como ha informado Agencia Brasil.

   Con la nueva ley, que ha sido revisada y pulida en los últimos días, se pone fin a la impunidad de la que se beneficiaban muchos de los ciudadanos acusados de corrupción, así como de las empresas, sobre quienes no caía el peso de la ley.