28 de septiembre de 2007

Brasil.- El español herido de bala por la Policía en Fortaleza se quedará parapléjico, según la prensa

La familia esperará a tener el resultado de las investigaciones policiales para iniciar acciones civiles contra el estado de Ceará

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El español Marcelino Ruiz, herido de gravedad ayer en la localidad brasileña de Fortaleza (en el estado de Ceará) tras ser tiroteado por error por policías militares cuando viajaba en un coche, permanecerá parapléjico, según informó hoy la prensa brasileña.

El vehículo en el que viajaba Ruiz, de 38 años junto a su mujer, la también española María del Mar Santiago, y dos amigos, una ranchera Toyota Hilux negra, fue confundido con el de uno delincuentes que acababan de robar un cajero automático y huyeron en una ranchera Chevrolet S-10 de color granate.

La pareja española volvía del Aeropuerto Internacional Pinto Martins junto a sus amigos --el italiano Inocenzo Brancati, de 39 años, y su mujer, Denise Brancati, brasileña de 34 años-- cuando, al llegar a un semáforo donde había un grupo de policías de vigilancia, explicó Denise, comenzaron a recibir disparos.

Según indicó la mujer, los agentes sólo dejaron de disparar cuanda ella comenzó a gritar que no había "ningún asesino" en el interior de la camioneta. "Vimos un movimiento intenso de policías y, cuando los disparos comenzaron, pensamos que era un fuego cruzado", explicó, antes de asegurar que en ningún momento pensaron que ellos eran el blanco de los disparos.

Después, agregó, citada por 'O Folha', los coches que se encontraban delante de ellos comenaron a avanzar, con la señal todavía en rojo, y ellos también intentaron circular, pero el conductor, el marido de la brasileña, se percató de que había sido alcanzado en un brazo, por lo que paró unos 200 metros más adelante.

"Vimos a la Policía y pensamos que venían a ayudarnos, pero, cuando llegaron, comenzaron a ametrallar el coche", aseguró la mujer. Según explicó, fue en ese momento cuando Ruiz, piloto de avión, recibió un disparo que entró por el hombro y se alojó en la médula.

Según indicó 'O Folha', debido a la gravedaz de la lesión, los médicos prefirieron no retirar la bala y, tras ser examinado por dos neurólogos, concluyeron que se quedará parapléjico. Inocencio Brancatti sufrió una fractura en el brazo como consecuencia del disparo y a su mujer le rozó un tiro en la rodilla. Mientras, la mujer de Pompeu fue la única que no sufrió heridas, aunque estuvo en estado de shock.

Denisse Brancatti explicó que era la segunda vez que la pareja española visitaba Fortaleza. "Adoró la ciudad. Ahora tengo vergüenza de ser de aquí", lamentó.

Por su parte, el Ministerio español de Asuntos Exteriores no ha facilitado más detalles sobre lo sucedido, por expreso deseo de la familia.

EXPLICACIONES DE LA POLICÍA

Mientras tanto, la Policía se debate entre la defensa de la acción de sus agentes y las críticas a la misma. El comandante de la Policía de la Capital (PCP), el coronel Carlos Alberto Serra, aseguró que el procedimiento adoptado por los policías fue "correcto y dentro de lo que prevé la Ley". Según indicó, el mando de la Policía Militar va a esperar a la conclusión de las investigaciones de las Policías Militar y Civil para adoptar las medidas pertinentes. Serra aseguró que la investigación se hará "dentro de la mayor transparencia"

El comandante general de la Policía Militar de Ceará, el coronel William Alves Rocha, fue quien determinó la apertura de una investigación policial militar para esclarecer los hechos. El mando de la policía regional decidió también apartar a los agentes implicados, al menos siete, del servicio en las calles. Además, se ordenó al Hospital de la Policía Militar que sean sometidos a exámenes psicológicos.

Mientras tanto, el jefe del gabinente del mando de la Policía Militar, el teniente coronel Fernando Ávila, criticó, en declaraciones a 'O Folha', la actitud de los policías. "Se evita disparar (en las persecuciones) porque puede haber daños a terceros. Si hay necesidad, se dispara contra las ruedas", señaló.

Según Ávila, se recibió una denuncia a la Policía en la que se aseguraba que los asaltantes del cajero viajaban en una Hilux negra, en vez de la S-10 de color granate que utilizaron realmente. El jefe de gabinete dijo que se está investigando la grabación de la llamada. No obstante, recalcó que "si alguien se equivocó, va a pagar".

Por el momento, responsables de la Policía Militar han mantenido una reunión para planear el entrenamiento para policías de cara a realizar abordajes más seguros. "Aunque los ocupantes (de la Hilux) se hubieran saltado la señal en rojo y no respetado el aviso para parar (como aseguraron las primeras versiones policiales), no debían haber sido apuntados de esa manera", afirmó Ávila. Tenemos que evitar que eso se repita", agregó.

La madre de la mujer brasileña afectada en el tiroteo, Jacileide Campos, insistió, en declaraciones al 'Diario do Nordeste' que la versión de la Policía según la cual las víctimas no respetaron las órdenes de parar "no es verdadera". Señaló que su hija le aseguró que fueron tiroteados por la Policía sin que mediara palabra.

INICIAR ACCIONES CIVILES

Un abogado amigo de la pareja residente en Brasil, Leandro Basques, está representando a las víctimas. Ya ha pedido que se soliciten las imágenes de las cámaras que toman imágenes del tráfico en la zona donde tuvo lugar el incidente, además de un nuevo análisis pericial de la ranchera de las víctimas.

Basques aseguró que esperarán el resultado de las investigaciones para inicar una acción civil de reparación de daños contra el estado. Según el abogado, la grabación de las cámaras de tráfico contradice a la versión ofrecida por la Policía sobre lo sucedido. Los agentes pueden enfrentarse a acusaciones por lesiones físicas graves.

Además, en declaraciones al rotativo nordestino, Basques criticó el silencio de las autoridades regionales. "Los turistas que vinieron a visitar nuestro estado, con buenas intenciones, no recibieron ninguna atención por parte de las autoridades regionales. Ese silencio ruidoso es muy extraño. Los extranjeros son rehenes de su propia suerte", afirmó.

Este es el sexto incidente que se produce en el estado brasileño de Ceará, uno de los estados más pobres del país, en lo que va de año. En uno de ellos murió niño de 13 años que recibió un disparo en el pecho.