12 de abril de 2011

El Gobierno anuncia el inicio de una campaña para favorecer el desarme de la población

BRASILIA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, ha adelantado que en el mes de mayo arrancará una campaña nacional para favorecer el desarme de la población, después de la matanza perpetrada por un ex alumno en una escuela de Realengo, en el estado de Río de Janeiro (sureste).

La iniciativa estará coordinada por un consejo integrado por representantes del Gobierno Federal y de la sociedad civil, tales como el Colegio de Abogados de Brasil y los Consejos Nacionales de Justicia, Seguridad Pública y el Ministerio Público.

La primera reunión de este órgano se celebrará el próximo lunes, aunque el ministro ya se ha entrevistado con diversas agrupaciones estatales. Está previsto que la campaña esté en marcha el 6 de mayo, sin que todavía se haya fijado una fecha para su término.

Uno de los principales retos de este programa es agilizar el pago de las indemnizaciones que se conceden a quienes voluntariamente entregan sus armas, cuyo retraso suele alcanzar los tres meses. "La demora desincentiva a la población, que desiste de entregar las armas", ha dicho Cardozo.

Por ello, el Ministerio pretende que el Banco de Brasil avale el pago de dichas indemnizaciones. La ultima campaña de este tipo supuso un desembolso de entre 100 y 300 reales (43,86 y 131,59 euros) por cada una de las 40.000 armas que fueron entregadas entre 2008 y 2009.

Esta medida obedece a los hechos ocurridos el pasado jueves, cuando Wellington Menezes de Oliveira, un ex alumno de la escuela Tasso da Silveira, ubicada en el barrio carioca de Realengo, irrumpió en el centro educativo y abrió fuego contra los estudiantes, acabando con la vida de una docena para después suicidarse.

A raíz de esta matanza el debate sobre la posesión de armas ha vuelto a cobrar fuerza en el país sudamericano hasta el punto de que el presidente del Senado, José Sarney, ha propuesto repetir el referéndum sobre la prohibición de venta de armas, informa Agencia do Brasil.