8 de marzo de 2007

Brasil.- El Gobierno destina casi 300.000 euros a "vigilar" el cumplimiento de la ley contra la violencia de género

SAO PAULO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno federal de Brasil va a destinar 800.000 reales (cerca de 290.000 euros) para "vigilar" la aplicación de la ley Maria da Penha contra la violencia de género, que afecta al 15% de las brasileñas, de las cuales sólo el 40% lo denuncia, según un sondeo de Data Senado.

El objetivo del Gobierno de Luiz Inácio 'Lula' da Silva es crear un observatorio que fiscalice el cumplimiento de la ley. Siete meses después de su creación, no hay ningún estudio que muestre el grado de aplicación de la nueva legislación. No obstante, la Secretaría Especial de Políticas para Mujeres ha rechazado los datos de la encuesta publicada ayer, y asegura tener estimaciones que muestran que el registro de incidentes de este tipo ha aumentado un 50%.

La Ley Maria da Penha fue creada para triplicar el castigo a las agresiones contra mujeres en el ámbito doméstico, modificando el Código Penal. De esta manera, la pena contra este crimen pasó del año a los tres años de prisión. Además, permitió la prisión preventiva de los agresores y eliminó las penas alternativas, como el pago de multas.

Ahora, según informó el diario 'O Folha', para estudiar la aplicación de la ley, la secretaría ha decidido crear un observatorio de seguimiento. Para ello instará a las ONG e instituciones universitarias a que formen consorcios especializados en la violencia contra las mujeres. La propuesta vencedora recibirá los 800.000 reales del presupuesto nacional para 2007.

Según la senadora Lucia Vania, relatora de la Ley Maria da Penha, es necesario el seguimiento del Gobierno para que la legislación se cumpla. Además, estimó, son necesarias políticas públicas para la prevención de la violencia doméstica.

"No sirve sólo hacer detenciones. Tiene que haber una serie de acciones preventivas y educativas. Va a tardar, porque es una cuestión cultural, pero el cambio va a tener lugar", explicó la senadora, asegurando que el país no deberá esperar ni diez años para comenzar a sentir los cambios gracias a la nueva ley. "Cuando se consigue cambiar una ley en dos años, como es el caso de la Ley Maria da Penha, uno ve que hay un avance. Hace diez años ni se hablaba de ello", dijo.

Según la encuesta de Data Senado, el 45,5% de los casos de agresiones a mujeres en sus hogares son provocados por el uso de bebidas alcohólicas por sus maridos o compañeros. En concreto, en el 74,8% de los casos se trata de sus maridos.

Además, muestra el sondeo, la mayoría de las víctimas, el 35%, son mujeres jóvenes entre 16 y 19 años. De las mujeres afectadas, el 84% cuenta sólo con los estudios básicos.