7 de octubre de 2008

Brasil.- "He sido adiestrada para luchar", afirma la escritora Nélida Piñón, Premio Príncipe de Asturias de las Letras

Regresa a la literatura con el libro de ensayos 'Aprendiz de Homero', que reúne 24 ensayos sobre literatura y grandes escritores

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

"He sido adiestrada para luchar", explica la escritora brasileña Nélida Piñón al comenzar a hablar de su nuevo libro, 'Aprendiz de Homero', que reúne 24 ensayos sobre literatura y grandes escritores. "Fue muy duro ser escritora durante la dictadura, era difícil vivir de eso. Pero la experiencia no sólo perfeccionó mi espíritu de resistencia, sino aguzó mi sentido del humor y conduce mi vida hasta hoy", explicó hoy la vencedora del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2005 en una entrevista con Europa Press.

En su nueva obra, Piñón hace un viaje 'homérico' en el que enseña su pensamiento acerca de la lectura, su pasión por la escritura y su visión acerca de la mujer desde los tiempos remotos. La autora ensalza a grandes escritores, desde Cervantes a Vargas Llosa, o de Carlos Fuentes a Rosalía de Castro, sin olvidarse de Machado de Assis y Homero, homenajeado en la portada.

"Homero es una de nuestras fuentes primordiales. Él conduce toda la narrativa de estos siglos e incluso está presente aquí en el Hotel Palace", afirmó, señalando el lugar la entrevista. "Las personas alrededor están contando sus vidas, haciendo declaraciones de amor u odio. Aunque no sepan, ellas deben este ritmo narrativo del cotidiano a Homero", subrayó.

EL APRENDIZAJE, "CAMBIO DE PIEL"

Al explicar el título del libro, Piñón reveló que "el aprendizaje es una revelación, es como cambiar de piel". "Siempre me he sentido una aprendiz y este sentimiento conduce mi vida. Tal vez sea lo que me de la sensación de una cierta juventud", añadió, recordando, sin embargo, que es también una mujer de la tradición literaria. "No se puede ser moderno sin ser arcaico", matizó.

Publicado en junio en Brasil y recibido con buenas críticas, 'Aprendiz de Homero' también es un intento de la autora "rastrear valores esenciales, sobre todo en este tiempo de crisis económica", matizó. "Estamos viviendo una crisis de credibilidad. De ahí viene esta locura de consumismo e inmoralidad financiera. Esta crisis es un genocidio porque va a matar los sueños y el cotidiano de miles de personas. Es el momento para agarrarnos a los valores construidos a lo largo de los milenios y que han sido soterrados por la ganancia", sentenció.

EUROPA, UN "BARRIO" DE RÍO

Nacida en Río de Janeiro, de padres gallegos, Nélida ha vivido el mestizaje desde la cuna. "Siempre destaco el mestizaje en mi obra porque soy hija de dos culturas. De niña, al oír mi familia hablar de Europa, pensaba que se trataba de un barrio vecino a mi casa en Copacabana, hasta que un día mi madre me enseñó la bahía de Río y me explicó que Europa estaba al otro lado", reveló.

Y fue la Galicia de sus padres que sirvió de puerta de entrada a Piñón en Europa. "Cuando llegué a Vigo, llovía mucho y la gente me abrazaba con una angustia amorosa", recordó. "Al ver por primera vez Cotobade (donde nació su padre), sentí un sobresalto y pensé: 'Voy a querer esta tierra para siempre'".

Su próxima obra, 'Corazón andariego', tratará justamente de sus memorias e impresiones sobre Galicia. "Yo hablaba perfectamente el gallego, pero ahora no. Aunque comprenda y lea todo, incluso textos del siglo XII", contó la autora de 'La república de los sueños' (1984), un homenaje a la Galicia medieval, de tradición oral, a los peregrinos y también una visión de América desde el punto de vista de los inmigrantes. "Los gallegos dicen que es su gran épico", bromeó.

GALARDONES Y DISTINCIONES

A lo largo de su carrera (en 1959 publicó sus primeros cuentos), durante la cual se aventuró por distintos géneros literarios, Piñón ha recibido diversos galardones y distinciones, como el Premio Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo 1995, el Premio Internacional Menéndez Pelayo 2003 y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2005, siendo la única representante de Brasil entre los ocho latinoamericanos homenajeados en este galardón.

"Los premios nos ayudan mucho pues oficializan tu oficio, son sus pares quienes te distinguen. Es un honor para ti, tu idioma, tus ancestrales y tu país" contestó. "Lo importante es no dejar que suba a la cabeza, nadie escribe con los premios. Me impresiono porque, después de tantos años, estoy como una joven enamorada de la literatura. La literatura nada me debe, yo le debo todo", indicó.

Piñón fue la primera mujer a presidir la prestigiosa Academia Brasileña de las Letras (fundada por Machado de Assis) y recientemente ha sido elegida por la revista Foreign Policy una de los 50 intelectuales más influyentes de España, Portugal y Américas. "Todo es natural. Estas causas no me pesan porque son parte de mi vida. Claro que cuando escribo pongo lo mío, pero agradezco y espero no decepcionar en estos compromisos éticos".

Compromiso ético que le llevó a opinar sobre la actual intolerancia del mundo. "Tolerancia es una palabra profunda. Ser tolerante es casi legitimar el otro, es muy difícil ser tolerante, es como aprender a neutralizar sus excesos. Pero veo un esfuerzo de Europa y del mundo en ser tolerante, es la palabra de orden actual", aseguró. "Aunque seamos terribles predadores", concluyó.