28 de marzo de 2012

Brasil.- La JMJ de Río de Janeiro donará centros de recuperación para drogodependientes a la sociedad brasileña

ROMA 28 (EUROPA PRESS)

La Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro 2013 donará centros de recuperación para drogodependientes a la ciudad de Brasil como "legado social" del encuentro, según ha indicado a Europa Press el director de comunicación de la JMJ Río 2013, el padre Marcio Queiroz.

"Trabajaremos para los jóvenes toxico dependientes. La idea es que nosotros podamos tener al final de la Jornada Mundial de la Juventud las casas de recuperación que serán administradas por la Iglesia y el Santo Padre las entregará a la sociedad brasileña como un legado, pues los jóvenes deben hacer algo por los jóvenes", ha explicado.

En comparación con la JMJ Madrid 2011, Queiroz ha apuntado que, desde el punto de vista de la comunicación, quieren darle "un rostro diferente a la comunicación visual" para "mostrar más la vivacidad de los jóvenes con colores, con la diversidad cultural y de idiomas". No obstante, ha asegurado que continuarán con el trabajo de las redes sociales, que le parece "un gran y precioso legado recibido de Madrid".

Concretamente, Queiroz ha precisado que la estrategia de Río 2013 busca "la unidad" pues, según ha señalado, "la fe une a todas las personas que creen en Cristo, especialmente a los jóvenes"; la combinación de "la diversidad, los diferentes carismas, la cultura, y el lenguaje" que, a su juicio, "pueden ser superados por el deseo de estar reunidos"; y, por último, "la vivacidad, al mostrar una iglesia joven, viva".

En este sentido, ha afirmado que la situación de las diferentes corrientes dentro de la Iglesia Católica, "no serán un impedimento" pues los carismáticos y los más ortodoxos están trabajando juntos en esta preparación de la próxima JMJ. "No tenemos que buscar las cosas que aparentemente son la diversidad y que nos podría separar, sino lo que une, lo que nos lleva al centro de la fe de nuestra vida que es Cristo, ahora que estamos en la puerta de la Pascua, de la Resurrección", ha aclarado.

Mientras el Papa Benedicto XVI realiza su viaje apostólico por América Latina y el Caribe, el padre Queiroz ha resaltado la importancia de que la JMJ de 2013 se realice en Brasil. "Es muy significativo que la primera JMJ fuera de Roma fuera en Buenos Aires. Ahora, 25 años después, la Jornada vuelve al continente, un continente que es reconocido como muy católico, un país grande, con dimensiones continentales y el más católico del mundo", ha indicado.

Por ello, considera que poder tener allí a jóvenes de todo el mundo es hacer que la realidad de la Iglesia sea "cada vez más visible" y permitirá "mirar a la Iglesia y ver que la diversidad cultural que ya existe en Brasil y en todo el continente no es nada nuevo sino el descubrimiento de esta fe en todo el mundo". "Nosotros esperamos que la JMJ traiga esto", ha concluido.