7 de julio de 2012

Brasil.- El número de muertes violentas desciende un 8,3% interanual tras la ocupación militar de las 'favelas' de Río

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El número de muertes violentas en las 'favelas' de la localidad brasileña de Río de Janeiro ha descendido en un 8,3 por ciento entre junio de 2011 y mayo de 2012 tras las operaciones militares lanzadas por las Fuerzas Armadas para combatir la oleada de violencia que asolaba las mismas de cara a la celebración del Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en la localidad en 2014 y 2016, respectivamente.

En noviembre de 2010, el entonces ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, anunció que 800 efectivos de las Fuerzas Armadas apoyarán al Gobierno de Río de Janeiro en las operaciones contra el crimen organizado en la ciudad, después de recibir el visto bueno del presidente, Luiz Inácio Lula da Silva. Las operaciones militares se centraron en las 'favelas' de Rocinha, el Compeljo Alemao y Vila Cruzeiro.

Previamente, las Unidades de Policía Pacificadora (UPP) iniciaron las operaciones contra el crimen en 2008 combinando estrategias represivas con otras de contención social a través de la facilitación del acceso a servicios sociales de los residentes en las 'favelas'.

Estas operaciones provocaron el desplazamiento de las bandas de narcotraficantes, que fueron perdiendo su control sobre los residentes, hasta que las bandas contraatacaron a finales de 2010 para recuperar su cuota de poder.

El Instituto de Seguridad Pública de Río de Janeiro ha dicho que "el saldo estadístico fue indudablemente positivo", ya que, junto con el descenso en el porcentaje de homicidios --que ha alcanzado su nivel más bajo en los últimos 21 años-- también se ha producido una reducción "notable" en el número de robos.

Asimismo, han aumentado las incautaciones de droga en un 30,7 por ciento, las de armas en un 1,6 por ciento, y la recuperación de vehículos robados en un 20,5 por ciento, según ha informado el diario digital argentino Infobae. Sin embargo, se ha aumentado el número de robos de automóviles en un 28,4 por ciento.