26 de marzo de 2007

Brasil.- El número de prófugos en Brasil es mayor que el de presos, según el Gobierno

SAO PAULO, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El número de personas que se encuentran huídas de la justicia en Brasil es mayor que el de las que se encuentran encarceladas, según informó hoy la Secretaría Nacional de Seguridad brasileña, basándose en los datos de la Red Infoseg, el mayor banco de datos criminales del país.

Según estos datos, recogidos por la prensa local, actualmente existen en Brasil 550.000 mandatos de prisión decretados por la Justicia y a la espera de ser cumplidos por la Policía. O lo que es lo mismo, más de medio millón de brasileños están pendientes de dar cuenta ante la Justicia por secuestros, asaltos, asesinatos y casos de corrupción, entre otros. Mientras, las cárceles brasileñas cuentan con 401.236 presos, según las últimas informaciones del Departamento Penitenciario Nacional (DEPEN)

"Es una enormidad. Sabía que ese número (de mandatos no cumplidos) era elevado, pero no sabía que era tanto. Es simplemente sobrecogedor", consideró el profesor Ignacio Cano, especialista en estudios sobre violencia, según recoge la red 'O Globo'.

Para Cano, las estadísticas tienen implicaciones más dramáticas si se comparan con la capacidad penitenciaria del país. Así, con 500.000 prófugos, en la hipótesis improbable de que la Policía se movilizara para cumplir los mandatos judiciales de prisión, los Gobiernos federales y regionales tendrían que duplicar las plazas del sistema penitenciario, otra tarea considerada imposible dados los pocos recursos destinados a la seguridad pública y la administración penitenciara por el Ejecutivo central y los estatales, indica 'O Globo'.

"Por esto las leyes de la lucha contra la violencia que se están discutiendo en el Congreso Nacional pueden tener mucho impacto sobre la realidad. No adelanta nada sólo detener. Son necesarias iniciativas en otras áreas, como la educación, la salud y el trabajo", explicó un ayudante del ministro de Justicia, Tarso Genro.

Según explica 'O Globo', el director del DEPEN, Mauricio Kuehne, tuvo conocimiento de estas cifras en una conversación reciente con el secretario nacional de Seguridad Pública, Luiz Fernando Correa. Hasta entonces, la creencia general era de que el número de mandatos de prisión sin cumplir giraba en torno a los 250.000.