28 de junio de 2006

Brasil/Paraguay.- Brasil y Paraguay acuerdan combatir el comercio ilegal de pesticidas, carbón, madera y pescado

ASUNCIÓN, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Autoridades y técnicos de Paraguay y Brasil mantuvieron ayer, martes, un encuentro para llegar a un acuerdo que les posibilite combatir el comercio ilegal de pesticidas, carbón, madera y pescado entre ambos países.

Por Paraguay asistieron representantes de la Secretaría del Ambiente, el Servicio Forestal Nacional, el Servicio Nacional de Calidad Vegetal y de Semillas y la Fiscalía del Ambiente del Ministerio Público, mientras que por Brasil participaron directivos del Instituto Brasileño de Medio Ambiente y del Ministerio del Ambiente.

El ministro paraguayo del Ambiente, Alfredo Molinas, solicitó fijar una fecha, en menos de tres meses, para la destrucción de 80 hornos para carbón que funcionan de forma ilegal en la frontera seca que divide a Brasil y Paraguay, en el Departamento de Amambay. Asimismo, reclamó hacer un control conjunto de los camiones que transportan este producto y cargamentos de madera que salen de Paraguay con destino a Brasil.

Molinas afirmó que la exportación de carbón paraguayo a Brasil no está prohibida, pero declaró que actualmente en Brasil se comercializa carbón paraguayo como si fuese producido en el vecino. Según explicó, estas cargas salen de Paraguay sin el pago de los tributos correspondientes y sin el control de la Dirección de Aduanas.

Por otro lado, solicitó a los brasileños implementar cinco puntos estratégicos para el intercambio de productos, subproductos forestales, pescados y agroquímicos entre ambos países, y denunció la salida de pescados por el departamento paraguayo de Ñeembucú, cargamentos que llegan a Brasil utilizando la Ruta VI.

Finalmente, solicitó la fiscalización conjunta de los sistemas de extracción de agua instalados en el río Apa. Este recurso se utiliza para proveer agua a grandes extensiones de arroz en el lado brasileño.

CONTROL DE EMPRESAS

Por otro lado, Flavio Montiel, director de Protección Ambiental del Instituto Brasileño de Medio Ambiente, pidió a Molinas controlar las empresas afincadas en territorio paraguayo que se dedican a la importación de agroquímicos para evitar que estos productos vuelvan a ingresar de contrabando a su país.

Los representantes brasileños también plantearon la necesidad de aplicar un operativo de reducción o destrucción de embalajes vacíos de agroquímicos, similar al implementado en Brasil, con el objetivo de evitar que se recarguen.

Además, hicieron hincapié en la necesidad de aplicar un control más estricto sobre las empresas que importan agroquímicos brasileños, ya que señalaron que existe un volumen de importación muy superior a las necesidades de Paraguay, por lo que aceptaron el planteamiento de realizar un control combinado sobre el comercio de estos productos.

Por todo ello, la delegación brasileña ofreció iniciar los controles hoy mismo, para lo cual pusieron a disposición el helicóptero del Instituto de Medio Ambiente. Sin embargo, pidieron a los paraguayos fijar depósitos para almacenar los productos que sean decomisados, para luego proceder a una subasta.