19 de abril de 2007

Brasil.- Survival denuncia una nueva oleada de construcción de presas que amenazan a los indígenas del Amazonas

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ONG de defensa de derechos de los pueblos indígenas Survival denunció hoy una nueva oleada de construcción de presas en el Amazonas brasileño que amenaza las vidas de los pueblos indígenas remotos, coincidiendo con la celebración del 'Día del Indígena'.

Seis pueblos indígenas, incluidos los aislados 'enawene nawe' que son sólo 420 y viven principalmente de la pesca, se enfrentan en estos momentos a la construcción de 11 presas a lo largo del curso del río Juruena, que atraviesa su territorio.

Al mismo tiempo se ha reactivado un antiguo plan de construcción de cinco grandes presas a lo largo del río Xingu que amenazará el modo de vida de 18 pueblos diferentes de la región. El plan original fue archivado en 1989 tras una masiva protesta internacional.

Los remotos 'enawene nawe' protestan contra los planes de las empresas de soja, dirigidos por los mayores productores de soja del mundo, la familia Maggi, para represar el río Juruena y obtener energía hidroeléctrica para la industria.

Los 'enawene nawe', a diferencia de la mayoría de indígenas del Amazonas, no comen carne roja, y las presas interrumpirían gravemente los ciclos reproductivos de los peces de los que dependen destruyendo su modo de vida y sus rituales únicos asociados a dicho ciclo.

"Las presas significarán nuestra muerte, porque despertarán la incontrolable ira de los espíritus", indicaron los 'enawene nawe' en una carta que han escrito expresando su enojo dada a conocer por la citada ONG.

El proyecto de presas en el Xingu fue abandonado en 1989 tras las grandes protestas que realizaron los 'kayapó' que captaron la atención de los medios de comunicación del mundo. Los 'kayapó' están buscando ahora apoyo para otra campaña contra las presas del Xingu.

"Represar el río de los 'enawene nawe' significaría el desastre para este pueblo indígena único. Respecto al río Xingu es difícil creer que el Gobierno brasileño esté contemplando nuevamente este desacreditado proyecto", concluyó Survival.