16 de octubre de 2012

Brasil.- Un tribunal brasileño ratifica la condena contra dos pilotos por un accidente aéreo que causó 154 muertos

BRASILIA, 16 Oct. (Reuters/EP) -

Un tribunal federal brasileño ha ratificado la condena contra dos pilotos estadounidenses por su implicación en el segundo peor desastre aéreo de la historia de Brasil, una colisión en pleno vuelo sobre el Amazonas en el 2006 en la que murieron 154 personas.

No obstante, el fallo --emitido ayer lunes-- rectifica una decisión de un tribunal menor que había reducido la condena de cuatro años y cuatro meses en prisión dictada contra cada piloto a una pena de servicios comunitarios en Estados Unidos.

El tribunal federal ha establecido que los pilotos deberán cumplir en Estados Unidos una pena de tres años y un mes de prisión "abierta", permitida por la ley brasileña, en virtud de la cual no tendrán obligación de ir a la cárcel pero deberán registrarse regularmente ante las autoridades y permanecer en sus casas durante la noche.

No estaba claro cómo se aplicarían las sentencias en Estados Unidos. Un funcionario del tribunal federal ha precisado que el cumplimiento depende del tribunal menor.

Los pilotos Joe Lepore y Jan Paladino, cuyo avión privado chocó con el ala de un avión Boeing 737 de Gol Airlines que se desplomó 11.278 metros y se estrelló en la jungla, estuvieron detenidos durante dos meses después del accidente y se le permitió regresar a Estados Unidos.

Ambos fueron absueltos en ausencia el año pasado de cinco de los seis cargos, por lo que solo se enfrentaron a la acusación de no observar las observaciones de la cabina, que indicaban que tanto el transpondedor como el sistema anticolisiones habían estado apagados durante casi una hora, razón por la cual los pilotos del Boeing no pudieron ver que los aviones estaban a punto de colisionar.

Un juez del estado de Mato Grosso, donde ocurrió el accidente, originalmente condenó a los pilotos a prisión. Pero la condena fue permutada por servicio comunitario que se cumpliría en Estados Unidos. Los familiares de las víctimas del accidente protestaron y los fiscales brasileños apelaron a la reducción de la sentencia, buscando una condena de prisión y la suspensión de las licencias de vuelo de los pilotos.

Los pilotos han insistido en que el sistema anticolisiones y el transpondedor nunca estuvieron apagados y han negado cualquier acto ilícito. Su defensa había intentado revocar la condena.

La colisión arrancó un segmento de siete metros del ala izquierda del Boeing 737, lo que lo hizo caer fuera de control y romperse antes de que se estrellara en la jungla del Amazonas. El avión privado Legacy, fabricado por la empresa brasileña Embraer y operado por ExcelAire, con sede en Long Island, aterrizó sin problemas y con daños menores.

El accidente fue el peor desastre aéreo de Brasil hasta que un Airbus A320 de TAM se pasó de largo de la pista de aterrizaje y se estrelló en el aeropuerto Congonhas de Sao Paulo al año siguiente, dejando 199 muertos.