6 de agosto de 2009

Brasileña defensora del Amazonas estudia postular a presidencia

RIO DE JANEIRO (Reuters/EP) - Una ex ministra brasileña de medioambiente, quien se hizo conocida como un férrea defensora de la selva tropical del Amazonas, está evaluando postular a la presidencia del país el próximo año representando al Partido Verde, informó el miércoles su despacho.

La candidatura de Marina Silva aseguraría que el tema del medioambiente sea ampliamente considerado en la campaña y también podría suponer un riesgo para el actual presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien respalda para el cargo a su jefa de gabinete, Dilma Rousseff.

Silva, quien ha sido senadora del Partido de los Trabajadores de Lula desde que renunció como ministra de medioambiente el año pasado, podría atraer a mujeres votantes, haciendo más difícil que Rousseff, quien también es mujer, gane la elección.

Silva, quien creció en una familia cauchera pobre en el bosque del Amazonas antes de convertirse en activista del medioambiente, dijo el miércoles al periódico O Globo que está considerando una invitación para unirse al Partido Verde de Brasil.

Reportes de prensa indicaron que el Partido Verde quiere que Silva se presente como candidata a las elecciones presidenciales de octubre del 2010, en las que el popular Lula no puede competir para conseguir un tercer período consecutivo.

Una portavoz de Silva en Brasilia confirmó a Reuters que la senadora está considerando una oferta del Partido Verde, pero que aún no había decidido.

La ex activista de sindicatos fue una de las nuevas caras que marcó un quiebre con el pasado conservador de Brasil, cuando fue designada como ministra de medioambiente en el primer gabinete de Lula.

Sin embargo, estuvo crecientemente aislada en el equipo del mandatario en temas que iban desde el apoyo gubernamental a biocombustibles hasta granos modificados genéticamente y energía nuclear.

Finalmente renunció en mayo del 2008, después de que Lula, quien generalmente prioriza el desarrollo frente a la conservación, le hizo un desaire y nombró a otro ministro para supervisar un plan gubernamental de desarrollo en el Amazonas.

A pesar de los altos índices de aprobación de Lula, el probable candidato de la oposición y gobernador de Sao Paulo, José Serra, supera a Rousseff por un amplio margen en los primeros sondeos de opinión frente a las elecciones del 2010.