15 de junio de 2019

Buenos Aires desarrolla la renovación de sus cloacas más de 100 años después de su construcción

Buenos Aires desarrolla la renovación de sus cloacas más de 100 años después de su construcción
WIKIPEDIA - ARCHIVO

   BUENOS AIRES, 15 Jun. (Notimérica) 

   La capital argentina, Buenos Aires, un día se proyectó como una de las ciudades con mayor proyección a nivel de desarrollo urbano. La potencia de la economía argentina, que en su momento llegó a ser la quinta del mundo, promulgó el varios proyectos urbanísticos de gran relevancia, como el primer tren subterráneo.

   Entre este tipo de obras, hace más de 100 años --tras una epidemia de fiebre amarilla-- se diseñó un sistema público de agua filtrada y una red de cloacas, recuerda el diario 'El País'. Sin embargo, y con el devenir del país, no ha sido cuidada ni restaurada desde la pasada década, lo que ha provocado que cientos de bonaerenses --el 32 por ciento del extrarradio-- no cuenten con desagües.

   "Esta es la obra cloacal más importante en casi 75 años. La última red que se hizo data de 1945", dice al citado medio el presidente de Aysa, José Luis Inglese, empresa pública de agua potable y saneamiento de Buenos Aires, encargada de abastecer a toda la capital y 26 municipios del conurbano.

   Estos datos se traducen en 14 millones de personas, cuatro de las cuales habitan sobre la denominada cuenca Matanza - Riachuelo, un sistema hídrico natural que desemboca en el Río de la Plata. "Desde hace 200 años, el hombre no hace más que hacerle daño a la cuenca", asegura la ingeniera Marcela Álvarez, a cargo de las obras, dice 'El País'.

   El plan del Sistema Riachuelo, como se han denominado las obras, contará con 40 kilómetros de túneles de colectoras cloacales sumados a los ya existentes y que tendrán como objeto derivar los residuos hacia una planta de tratamiento --en construcción-- en la costa del Río de la Plata en Dock Sud, desde donde los deshechos saldrán hacia el Río de la Plata.

   La obra está hoy avanzada en un 70 por ciento, y se espera que esté lista para 2021. "No se trata de una expansión de la red", aclara Álvarez, "sino de recuperar un atraso que lleva décadas y que beneficiará a cuatro millones de personas, el 10 por ciento de toda la población del país", recoge el citado medio.

Para leer más