19 de julio de 2016

Byron Lima, así era el preso más poderoso de Guatemala, muerto en un motín de la cárcel

Byron Lima, así era el preso más poderoso de Guatemala, muerto en un motín de la cárcel
REUTERS

   CIUDAD DE GUATEMALA, 19 Jul. (Notimérica) -

   El que fuera considerado como el preso más poderoso de Guatemala, Byron Lima, ha muerto este lunes junto a otros trece reos tras un motín registrado en la cárcel de Pavón, una prisión de máxima seguridad en Guatemala. Lima estaba condenado desde 2001 a 30 años de prisión por el asesinato del obispo Juan Gerardi en 1998.

   Trece años después de ser condenado, en 2014, Lima fue investigado por ser el presunto 'cabecilla' de una estructura criminal que había tomado el control de las prisiones y la cual también involucraba al entonces director del Sistema Penitenciario, Edgar Camargo.

   Lima era capitán del Ejército y era considerado el reo con más poder en el país centroamericano por su capacidad de controlar las prisiones debido a su amplia red de contactos. Incluso llegaba a influenciar a ministros de Gobernación para forzar cambios de personal en el Sistema Penitenciario, tal y como recoge el diario 'Prensa Libre'.

   "Tenía el manejo de la cárcel donde se encontraba y conseguía trasladar a quien quisiera", declaró el comisario Iván Velázquez en 2014 a 'BBC Mundo'. Por ley, los jueces son los únicos que pueden autorizar el traslado de un centro a otro. Sin embargo, en caso de emergencia, el juez permite al Sistema Penitenciario decidir y "ese es el resquicio del que se valía la red de Lima".

   Una vez en prisión, el capitán contó con otros privilegios como festejar su 46º cumpleaños con visitas extraordinarias para invitar a sus amigos. También se encargó de confeccionar artículos que fueron utilizados en campaña por el Partido Patriota (PP) en el 2011.

   El periodista guatemalteco de 'Plaza Pública' Rodrigo Baires aseguró que "es el preso con más poder del país aún cuando está acusado del delito político más grave en los últimos quince años de la historia de Guatemala".

   Era tal el poder que durante un juicio desafió a los magistrados y aseguró que "quien pagó el parto de mi esposa fue el ministro Mauricio López Bonilla, con un cheque de Gobernación y lo pueden comprobar".

   Pero la ambición de Lima iba más allá de controlar la cárcel, ya que en el año 2013 creó un perfil en Facebook bajo el nombre 'Byron Lima Presidente' con la intención de presentar su candidatura en cuanto fuese libre para conseguir un gobierno 'duro, rígido y estricto'. Nunca ocultó su ideología y él mismo se consideraba "ultranacionalista de derecha". Además, en varias fotografías se puede observar cómo lleva camisetas anticomunistas.

   Esta excesiva autoridad había sido investigada a raíz de varias denuncias por abusos a presos, que nunca se llegaron a demostrar. Lima siempre negó tener este control de la cárcel y justificaba su influencia entre los presos en que lo único que hacía era "hacer lo que la Ley del Régimen Penitenciario nos autoriza".

   Desde la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), organismo independiente de la Organización de las Naciones Unidas ONU), se acusó a Lima de liderar una trama dedicada a vender traslados de presos de unas cárceles a otras por un importe de 6.000 dólares cada uno.

EL ASESINATO

   Lima fue condenado por el asesinato del obispo Gerardi, un crimen cometido sólo dos días después de que el monseñor presentara un informe bajo el nombre 'Guatemala: nunca más' sobre violaciones de Derechos Humanos durante el conflicto armado en el país, que duró desde 1960 a 1996, las cuales la mayoría hacían referencia al Ejército.

   Los criminales que participaron con Byron Lima asesinaron al obispo brutalmente a golpes en la cabeza en el garaje de la casa parroquial de San Sebastián, en la Ciudad de Guatemala.

   Tras la muerte de Gerardi, miembros de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) fueron sometidos a vigilancia por parte de desconocidos ya que recibieron amenazas por teléfono hasta que los tres implicados fueron detenidos en 2001.

 

 

Para leer más