30 de octubre de 2015

La captura del líder de Guerreros Unidos ayudaría a esclarecer el caso Iguala

MÉXICO DF, 30 Oct. (Notimex/Notimérica) -

La detención del presunto líder de una organización criminal que opera en Guerrero, Adán Zenen Casarrubias Salgado, es relevante para esclarecer la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, afirmó el vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Javier Bolaños Aguilar.

"Espero que esta detención sea relevante en el marco de las investigaciones que lleva a cabo la Procuraduría General de la República, para saber lo que ocurrió hace más de un año en Iguala, Guerrero", ha indicado el diputado del Partido de Acción Nacional (PAN).

El alcalde de Cocula, Eric Ulises Ramírez, y uno de los líderes de Guerreros Unidos, Adán Casarrubias, alias 'El Tomate', han sido arrestados en el estado de Morelos, en el sur de México. Junto a ellos ha sido detenido Eloy Flores Cantú, asesor jurídico del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del mismo partido que el alcalde.

Bolaños ha indicado que la desaparición de los 43 estudiantes "sigue siendo una herida abierta mientras no se conozca la verdad, el paradero de los estudiantes y se castigue a los responsables".

Asimismo, el diputado ha considerado que la detención del alcalde es "una muestra de la descomposición institucional que se vive en algunas regiones del país".

Por otro lado, el vicecoordinador del PRD en el Palacio Legislativo de México, Guadalupe Acosta Naranjo, ha destacado que su partido es el único que solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) investigar a más de 200 candidatos que optaban a ocupar cargos de elección popular y que no se señaló a ninguno de ellos por posibles vínculos con el crimen organizado.

"Nosotros no somos el Ministerio Público. La PGR es la que está obligada a investigar y no nos dio informes, vamos a esperar a ver qué nos dice ahora", señaló en una rueda de prensa.

"Reiteramos que en el PRD no protegeremos a nadie y por eso presentamos todos los expedientes a la PGR. Exigimos que quien resulte responsable sea castigado", agregó el diputado, que insistió en que la PGR no advirtió al partido de que el alcalde estuviera "vinculado al crimen organizado".

LA DESAPARICIÓN DE LOS NORMALISTAS.

Los jóvenes desaparecieron entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014, según la versión oficial, por órdenes del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su mujer, María Ángeles Pineda, para evitar que boicotearan un acto municipal.

La Policía de Iguala los interceptó a la entrada del municipio y se los entregó a la Policía de Cocula que, a su vez, se los habría encomendado a Guerreros Unidos, cuyos sicarios asesinaron e incineraron a los 'normalistas'.