8 de mayo de 2012

Capturan a siete supuestos miembros de una banda asociada a Los Zetas

MÉXICO DF, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   Las autoridades mexicanas han capturado a tres hombres y cuatro mujeres que supuestamente pertenecen a una banda criminal asociada al cártel de Los Zetas y acusada de 20 asesinatos, varios secuestros, extorsión y narcotráfico en los municipios de Juárez y Guadalupe, ubicados en el estado de Nuevo León (noreste).

   Según ha informado el portavoz de Seguridad de Nuevo Léon, Jorge Domene Zambrano, los presuntos criminales fueron detenidos el pasado 1 de mayo cuando circulaban con una camioneta sin matrículas que había sido robada por la calle Serafín Peña de Guadalupe, en el marco de una operación de la Agencia Estatal de Investigaciones.

   La banda criminal está liderada por María de Jesús Jiménez, alias 'La Tosca', de 26 años, a quien Los Zetas habrían pagado unos 10.000 pesos (unos 582 euros) quincenales por ejercer de sicaria y controlar los puntos de venta de droga del cártel. Al parecer, ha confesado ser la autora material de 20 homicidios, entre ellos los de 'narcos' rivales y el de un comandante de la Policía Ministerial.

   Junto a ella han sido detenidos Julia Alcántar , de 49 años, y sus hijas Perla y Virginia, de 18 y 30, respectivamente, que se encargaban de vender droga y de vigilar los movimientos de grupos rivales; Raúl Hernán Martínez, 'El Negro', de 20; César Alberto Urbina, 'El Pippen', de 18; y Miguel Ángel Salas, 'El Mickey', de 26.

   Los siete detenidos han sido presentados en la sede de la Policía Ministerial, donde quedarán a disposición del Ministerio Público bajo una orden de arraigo (prohibición de salir del país) durante 30 días, según informa el diario 'La Jornada'.

   La banda criminal operaba, sobre todo, en Monterrey, capital de Nuevo León, donde controlaba hasta 14 puntos de venta de droga en el área metropolitana. Monterrey, que hasta hace unos años era considerada una de las ciudades más seguras de América Latina, se ha convertido en una de las más violentas por los continuos enfrentamientos entre Los Zetas y el Cártel del Golfo.

   Desde que Felipe Calderón llegó a la Presidencia de México, en 2006, más de 50.000 personas han muerto a causa de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y las organizaciones criminales y de las luchas entre grupos rivales.